Por acá y por allá: 10 planes gratis en Rocha

por Magdalena Dieste*

Este verano hubo varios días grises que para nosotros se convirtieron en oportunidades para salir a pasear y descubrir rincones de nuestro país. Si todavía están de vacaciones o piensan visitar alguno de los balnearios de Rocha el fin de semana, aquí encontrarán algunos planes para hacer con niños, todos “amigables con el bolsillo” y a poca distancia de Punta del Diablo. ¿Se vienen?

Publicidad

Descubran Cabo Polonio. Es un planazo para los más chicos. ¡A qué niño no le resulta atractivo subirse a un vehículo todo terreno que viaja por las dunas para llegar a un pueblo en el que no hay luz ni calles y la mayor parte de sus casas se encuentran en la playa! Cabo Polonio es un lugar especial, un destino bien diferente y eso a los niños les va a gustar. Una vez allí disfruten de la playa, la más linda es la Sur, alquilen una sombrilla, compren un choclo con manteca, algo para tomar y tírense a descansar. Luego visiten el pequeño centro y caminen hasta el faro, es el icono del balneario. Los niños menores de 8 años no pueden subir, pero si son más grandes no se lo pierdan, hay una vista preciosa desde ahí, eso sí, ¡no se olviden los binoculares!

Visiten la lobería. Es uno de los principales atractivos del balneario, se encuentra debajo del Faro y es una de las mayores reservas de lobos marinos del mundo. Centenares de lobos se encuentran descansando al sol en las rocas o nadando en los alrededores. Los niños los pueden contemplar de cerca, sentir su olor y escuchar sus ruidos, tómenselo con tiempo porque no se van a querer ir.

Zambúllanse en la Laguna Negra. La Laguna Negra, es una buena opción para los días de viento, está protegida y es un lindo lugar para la hora de la tardecita.  Hemos ido en varias oportunidades cuando en Punta del Diablo no se puede hacer playa. El agua oscura, por el que lleva su nombre, es tranquila e ideal para que los niños lleven inflables o puedan practicar deportes como paddle board o kayak. La laguna tiene una superficie de 182 kilómetros cuadrados y la profundidad máxima es de 5 metros. Se encuentra frente a la entrada de Santa Teresa, en el kilómetro 304 de la ruta 9.

Hagan una excursión a Valizas o Cabo Polonio. El año pasado hicimos esta pintoresca caminata por la playa, desde Valizas, un balneario ubicado en el departamento de Rocha, en Uruguay, a Cabo Polonio, una de las áreas protegidas del país.  Fue una excursión bien divertida para los niños, atravesamos enormes dunas, zonas desiertas y hermosas playas. Aquí pueden leer todos los detalles: Caminata a Cabo Polonio

Corran por las dunas de Valizas. Para llegar a las grandes dunas de Valizas hay que atravesar el arroyo y eso es una gran aventura para los niños. Si la marea está baja se puede hacer caminando, sino deberán cruzar en barco. Hay dunas que llegan hasta 30 metros de altura, lleven el sandboard porque es un lugar muy divertido para practicar el deporte. Camino a Cabo Polonio hay varias bahías bonitas y bien resguardadas donde se puede hacer playa.

Visiten la ONG Karumbé. Una ONG que desde 1999 trabaja para la conservación de la biodiversidad en Uruguay. Tiene una sede en Montevideo y un centro de rescate de tortugas marinas en el balneario Coronilla de Rocha. Karumbé, que significa tortuga en lengua Guaraní es una ONG formada por un grupo de investigadores, pescadores, conservacionistas y estudiantes que tiene como misión  proteger la biodiversidad en peligro, principalmente a las tortugas marinas y sus hábitats.

Durante la visita, una de las voluntarias de la ONG nos dio una charla sobre los distintos tipos de tortugas, la alimentación y los cuidados con los plásticos que terminan en el mar. La visita es muy didáctica, especialmente para los niños que pudieron ver tortugas en rehabilitación y participar del sector de manualidades donde hicieron dibujos de tortugas marinas y otros animales de mar. La entrada es gratuita y tienen una pequeña tienda con productos alusivos a las tortugas, con los que se puede colaborar con la ONG.  Funciona en Coronilla Ruta 9 km 314, en los meses de diciembre a abril, todos los días de 10 a 19 horas.

Crucen el puente colgante de La Coronilla. A pocas cuadras del centro Karumbé está el emblemático puente colgante sobre el canal Andreoni. Es un lugar muy pintoresco que se encuentra en la desembocadura del canal y rodeado por unos acantilados. Los niños se divirtieron un largo rato cruzando de un lado a otro del puente de madera. Cuenta con protección para evitar caídas, aunque hay que tener en cuenta que no pueden subir más de cinco personas al mismo tiempo.

Caminen hasta el Cerro Verde. Es una de las Áreas Protegidas de Uruguay y se encuentra ubicado entre el Parque Nacional Santa Teresa y La Coronilla. Después de cruzar el puente colgante se accede a la playa y ahí comienza la caminata. Nosotros bajamos un poco más adelante, en el Hotel Parque Oceánico y desde ahí caminamos por una gran playa desierta, atravesamos rocas y caminos de arena. Son alrededor de cuatro kilómetros y casi todo el trayecto se hace fácilmente por la arena dura de la orilla del mar. El Cerro Verde tiene una elevación de 10 a 15 metros de altura y desde allí se puede contemplar  la flora y fauna del lugar, entre los meses de diciembre y abril es común encontrar la tortuga verde. También desde allí se pueden ver las Islas de La Coronilla.

Recorran el Parque Santa Teresa. Si están buscando planes para hacer con los niños en Rocha un día gris, no se pierdan el refugio silvestre del Parque Nacional Santa Teresa, lo han renovado bastante y está todo muy bien cuidado. Además de la pajarera, se pueden ver jabalíes, ciervos, monos, cerdos, cabritas, yacaré, pavos reales, conejos y conejillos de india. Muchos de estos animales están sueltos, también hay un sector con juegos para niños y un sendero de madera que atraviesa una pequeña gruta que se puede recorrer fácilmente con los niños. Allí mismo hay un puesto que venden tortas fritas, galletitas y algún refresco. La entrada al parque es gratuita.

Jueguen en la Fortaleza de Santa Teresa. Las fortalezas son emocionantes para los niños, si los dejan jugar un rato libremente la imaginación de los pequeños volará a lugares insospechados. Si nunca entraron, vale la pena visitarla. Allí encontrarán trajes típicos, colecciones de armas, maquetas de las distintas fortalezas de Uruguay,  una capilla, la sacristía, la habitación de capellán, una cocina reconstruida y la enfermería. En temporada alta se puede visitar de 10 a 19 hs. La entrada a la fortaleza es gratis, para ingresar al museo hay que pagar $40. Los niños menores de 12 entran gratis.

Disfrutar con los niños es gratis o muy económico en todos estos rincones del país, así que ¡no hay excusas! ¿Cuál es el plan que más les gusta? ¿Tienen algún otro para recomendar?

*Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Autora del blog Por acá y por allá, ideas para viajar con niños. Podés leer sus notas acá y seguirla en redes sociales TwitterFacebook e Instagram

Escrito por
Más de Equipo Eme