5 trucos del lenguaje corporal para causar una buena impresión

El lenguaje corporal importa y puede ayudarnos a cambiar nuestras vidas. Así lo explica la socióloga Amy Cuddy que revela que los investigadores descubrieron que el lenguaje corporal no es solamente una manifestación de lo que queremos decir, sino que puede ser al revés: el cuerpo produce reacciones psicológicas que equivalen a los gestos que hacemos.  La comunicación no verbal puede también cambiar la manera en que las demás personas te perciben. Y hay pequeños trucos que pueden ser suficientes para causar una buena impresión, parecer simpático y hacer que conquistes a los demás con poco esfuerzo. 100% de atención. Cuando conozcas a alguien debes girar tu cuerpo en dirección a ella y prestarle la misma atención e interés que le darías a un bebé, es decir 100%. Eso hará que la persona en cuestión se sienta muy especial. Esperá para sonreir. Al conocer a alguien no sonrías inmediatamente. Lo ideal es hacer contacto visual primero y sonreír luego de algunas fracciones de segundo. Esto le dará a la persona la impresión que la sonrisa fue sincera y exclusivamente para ella. La primera impresión será que te percibirán como una persona honesta. Ojos, Mantené el contacto visual con quien estás conversando, aún después de que terminen de hablarte. Cuando vayas a desviar la mirada, hacelo despacio. Una técnica que no tiene el mismo efecto práctico es contar cuántas veces tu interlocutor parpadea durante la conversación (contá mentalmente, porque si no pasarás por loca). Si estás especialmente interesada en alguien de un grupo (ya sea por cuestiones profesionales, personales o románticas) tenés que mirar a esa persona de vez en cuando, incluso cuando ella no esté hablando. Mostrarás que estás interesada en sus reacciones. En este caso cuidado para no sienta que la estás acosando. Evitá los nervios. Cuando estás muy nerviosa por conocer a alguien nuevo, en cualquier contexto, imaginátelo como si fuera un viejo amigo. Debe ser alguien a quien realmente conozcas y con el que te sientas 100% libre. Con pensar que te encontrarás con alguien conocido, hará que tu cuerpo y tu postura te hagan ver más relajada. Quieta. El primer paso para transmitir confianza y lealtad es no moverse mucho. Balancear pies, manos o la cabeza o rascarse la cara pueden dar la impresión que estás ansiosa o que estás mintiendo.   O Globo (GDA)

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.