“Baby Prenups”, el contrato previo a tener hijos que algunos padres firman en Estados Unidos

Para muchas parejas, la llegada de un hijo puede llegar a ser un momento muy esperado y feliz dentro de sus vidas, pero también una nueva etapa que implica grandes desafíos tanto para su día a día como en lo relacionado con la crianza.

Aunque la mayoría de los futuros padres están preparados para la parte más gratificante de los recién nacidos, momentos como el de la alimentación o el lavado de ropa varias veces al día, pueden ser enormemente desafiantes para la vida en pareja.

Publicidad

Es por esto que varios padres en Estados Unidos están tomando la decisión de llegar bien preparados ante la llegada de un hijo y firmar un contrato por escrito entre ambos, llamado “Baby Prenups”, en el que se detallan por adelantado las tareas que deberán realizar cada uno respecto al recién nacido.

Melissa Biggs, una ciudadana de Connecticut, decidió firmar el contrato junto a su marido mientras estaba embarazada de su segundo hijo. “Él me dijo: ‘No leo la mente'”, aseguró la madre al programa “Good Morning America”, donde contó cómo surgió la idea y cuánto les ha funcionado.

“Teníamos diferentes expectativas de cómo debían hacerse las cosas. Escribimos todo para establecer claramente lo que cada uno esperaba”, añadió Biggs, señalando que no solo se basaron en lo biológico, como que ella se sacaba leche con una máquina y su marido la limpiaba, sino que además en preferencias de cada uno, en las que ella le importaba más fregar los pisos y a él lavar la ropa.

Opiniones de cercanos al tema
A pesar de que para varios puede sonar algo demasiado formal, algunos expertos coinciden en que es una buena idea. “Un nuevo hijo es probablemente el mayor desafío y cambio en la vida que una pareja puede pasar”, señaló Vanessa Petronelli, una coach de vida.

“Impactará cada área de la vida de una pareja, desde el ámbito financiero, las rutinas mañaneras, actividad física, horarios para dormir, hasta la vida sexual. A pesar de que habrán momentos inesperados, definitivamente es bueno tener tanta planificación como sea posible en términos de tareas domésticas y crianza”, agregó Petronelli.

A pesar de que Biggs aseguró que revisan la división de tareas cada ciertos meses, Bela Gandhi, coach de vida y relaciones, aseguró que el acuerdo podría prestarse para la rigidez y sentimiento de control para cada uno de los padres, causando peleas innecesarias.

“Siempre hay cosas que suceden con los hijos que no se puede predecir, y puede haber momentos en que los roles deban cambiar”, indicó, asegurando cada una de las tareas asignadas deben revisarse cada cierto tiempo. Petronelli concuerda en que el contrato debe tener flexibilidad.

“¿Qué sucede si uno de los padres no puede cumplir con la tarea asignada? ¿Si están atrasados para llegar al trabajo? ¿O uno de ellos tiene un problema de salud física o psicológica? La comunicación y comprensión son cruciales”, finalizó.

Fuente: El Mercurio / Chile / GDA

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Niño resuelve problema matemático: “las mujeres siempre tienen la razón”

Este muchacho la ‘tuvo clara’ al momento de responder la pregunta que...
Leer más