¿Cómo controlar el brillo de la piel grasa en el verano?

Las altas temperaturas del verano, el sudor, la contaminación y la humedad ambiental no son buenos aliados para una piel grasa: provocan que las glándulas sebáceas se descontrolen y hagan “brillar” nuestro rostro de una forma que no deseamos.

Si tenés el cutis graso, ¡no te desesperes durante el verano! La doctora Jocy León, fundadora de Beauty Clinic – Medicina Estética Laser Anti-Aging, recomienda cinco prácticos tips para mantener una piel libre de esos molestos brillos en el rostro:

Publicidad

1. Libera tu piel todos los días. Es imprescindible la limpieza diaria del rostro con productos alineados a pieles grasas: dos veces al día, en la mañana y en la noche. No olvides aplicar un tonificante a base de ácido salicílico o peróxido de benzoilo, en la zona “T” del rostro. Además, “la exfoliación facial practicada por un profesional es una de las mejores aliadas para cuidar la piel grasa, por lo que no debe faltar en tu rutina”, comenta la especialista. Al principio, deberá hacerse una vez a la semana, después cada quince días y, por último, podrá reducirse a una exfoliación mensual.

2. Nunca olvides retirar el maquillaje. No hay pretexto para no quitarte el maquillaje antes de dormir. Por favor, ¡no lo olvides! A la hora de comprar cosméticos para este tipo de pieles, es fundamental que no añadan más grasa: usa los que sean ‘oil free’ y ‘no comedogénico’, ya que están elaborados a base de agua y son libres de aceite. Con ello evitás la aparición de espinillas. Las aguas micelares y los jabones con antiséptico son buenas opciones.

3. En la hidratación está la clave. Tomá agua durante todo el día. Te ayuda a mejorar la apariencia de tu piel y a devolverle la hidratación. Además, “aplicá un buen hidratante de noche, que es cuando la piel absorbe mejor los nutrientes. Usá geles y sérums hidratantes, que sean de consistencia ligera y libre de aceites”, acota la doctora Jocy León.

4. Mejorá tu alimentación. Procurá llevar una dieta rica en alimentos antioxidantes, ya que estos mejorarán la salud y apariencia de la piel. Comé más arándanos, espinacas, zanahorias, así como salmón y atún.

5. ¡Protégete del sol! Recordá elegir un fotoprotector con clasificación “muy alta” (o FPS 50+) y con filtros contra los rayos ultravioleta A (UVA) y ultravioleta B (UVB). “Para las pieles grasas, son mejores los protectores solares en gel o cremas que le den un acabado mate al rostro”, finaliza la doctora León.

Fuente: Viú / El Comercio / Perú / GDA