Correctores de color: ¿para qué sirve cada uno?

El corrector se ha vuelto un básico de cualquier rutina de maquillaje. Sin embargo, muy pocas saben que detrás de su aplicación hay distintas tonalidades y funciones, deteniéndonos solo a elegir un corrector de color neutro, que disimule algunas marcas del rostro y eleven nuestra belleza.

Aquí, conocerás todos los tipos de correctores que existen, y aprenderás a sacarles el mejor partido en tu rutina de maquillaje según su color. Tomá nota:

Publicidad

1. Lila: está creado para disimular cualquier tono verdoso de la piel, como las venas muy marcadas.

2. Verde: esta tonalidad será básica en tu rutina de maquillaje, pues permite cubrir las rojeces del rostro, como los granitos inflamados o picaduras en la piel.

3. Azul: disminuye la apariencia de las manchas amarillentas o naranjas en la cara.

4. Amarillo: este corrector será ideal para neutralizar el color de las ojeras (si en tu caso son de tono morado).

5. Anaranjado: este tipo de corrector compensará las áreas azuladas del rostro, y es perfecto para las ojeras que tienden a ser más grises y marcadas.

6. Marrón: esta tonalidad sirve para aplicar el ‘contouring‘ en tu rutina de belleza, sumando profundidad al rostro y resaltando las facciones; como la parte alta de los pómulos, si lo aplicás en línea diagonal debajo de las mejillas.

7. Neutro: este es el tipo de corrector que todas suelen tener en su bolso de maquillaje. Sin embargo, muy pocas saben que su aplicación debe ser luego de haber neutralizado la piel con los anteriores correctores, cumpliendo la función de emparejar y dejar un aspecto más natural.

Fuente: Viú / El Comercio / Perú / GDA