#cuandosequieresepuede por Tusam: Relajá tu mente cambiando lo que comés

Por Tusam*

Hoy en día hay una inundación de coachings y ofertas de sistemas para mejoramiento personal. Pero pocos vienen con los nuevos paradigmas. Por estos días, cuando se habla de bajar el estrés y el nerviosismo también se tiene en cuenta qué es lo que la persona esta comiendo y cómo es su hábito alimenticio en general.

Publicidad

Desde hace no mucho tiempo se incluye el cuerpo y la mente a la vez en los sistemas de superación personal. Si bien son dos cosas distintas, se afectan entre sí. No van por separados, caminan la vida juntos. Es por eso que cuando hablamos de temas específicos de la mente no podemos olvidar al cuerpo, ya que el pensamiento es una función orgánica.

La calidad de tus pensamientos dependen de tu cuerpo y parte del buen funcionamiento de tu cuerpo depende de la comida, entre otras cosas. Por eso si estás en temas de control mental, meditación o lo que sea que tenga que ver con el buen funcionamiento de tu mente debes prestarle atención a tus comidas.

Hay alimentos que estresan y otras que desestresan. Hay personas que ingresan en la práctica de trabajos mentales y llegan hasta un punto. Si bien sienten una gran mejoría y en el camino se encuentran con algunas mesetas hay una instancia que ya no logran más avances. Es ahí que hay que ponerse a ver los “pequeños grandes” detalles que terminan haciendo la diferencia y siendo el desbloqueo para seguir avanzando.

El sistema de la vida actual lleva a tener ansiedades nuevas y justamente por la novedad no se perciben de inmediato y por ende se tardan en tratar. El traer tranquilidad a nuestro ser (cuerpo y mente) no sólo consta de cerrar los ojos, respirar profundo y visualizar. Gran parte del trabajo que hay que hacer es eso, pero no el 100%. También hay que cambiar hábitos personales y laborales entre otras cosas. Los problemas como el estrés y el nerviosismo no son una isla en la persona que se deben tratar de forma puntual. Es un conjunto de cosas de las que hay que ocuparse.

Yo tengo un juego de hipnosis que consta en lograr una amnesia a corto plazo. Por ejemplo, trato de hacer olvidar un número; supongamos el número 5. Ese número no es algo solitario en la mente de la persona, esta sostenido por cientos de recuerdos, conocimientos e ideas. Por eso cuando realizo ese juego, la amnesia dura apenas unos segundos. El número 5 es rápidamente vuelto a poner al alcance de la memoria por todas las cientos o miles de ideas en la mente de la persona que contienen ese número.

Algo que parece tan alejado de la mente, como puede ser la comida, debes tenerla en cuenta. Embutidos, salados y picantes en extremo terminan por estresar al organismo. Igual que el café y el chocolate en exceso. Puedes completar esta lista buscando en la web. El flujo que existe entre la mente y el cuerpo lo debes mantener circulando con la mayor armonía posible, para que tus progresos sean constantes y sostenidos en el tiempo.

El sentirte bien es mucho más sencillo de lo que crees. Recuerda #CuandoSeQuiereSePuede

* Hipnotizador, TV host, health coach

Escrito por
Más de Equipo Eme