Deshidratación: identificá sus síntomas

La deshidratación ocurre cuando pierdes más líquidos que los que ingerís.

Las causas más comunes de la deshidratación se pueden resumir en el hecho de perder demasiado líquido y no tomar suficiente agua. La sudoración excesiva, la fiebre, la exposición a altas temperaturas y el orinar demasiado son factores que también influyen en la deshidratación.

Publicidad

Esta puede ser leve, moderada o grave, según la cantidad de líquido corporal que se haya perdido o que no se haya repuesto. La deshidratación se suele asociar con infecciones en el tracto urinario, la formación de cálculos renales y el estreñimiento.

Síntomas más frecuentes en cada modalidad

Deshidratación leve. Sed y boca pegajosa o seca.

Deshidratación moderada. Orina amarilla oscura, no orinar mucho, dolores de cabeza y calambres musculares.

Deshidratación grave. Orina color ámbar, irritabilidad, mareos, delirio.

Lo ideal es que tomes 2 litros de agua al día. Si se te hace muy difícil podés recurrir a otras bebidas para compensar la cantidad de líquido que requiere tu organismo: jugos de fruta, infusiones de té.

Igualmente, podés crear alarmas en tu celular que te sirvan de recordatorio para que tomes agua. Si lo preferís también podés optar por las saborizadas para multiplicar los beneficios de mantenerte hidratada.

Escrito por
Más de Eme de Mujer

La atleta que logró cambiar las políticas de una marca con su maternidad

Nike cambió sus políticas y cuidará a sus atletas mujeres
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.