¿Despertás siempre con sueño? El culpable puede estar en tu mesa de luz

Hay muchos hábitos que atentan contra nuestro correcto descanso y bienestar. Comer muy tarde, irse a dormir con la tele encendida, llevar el celular a la cama, etc. Pero hay una práctica en particular que a simple vista puede parecer buena y ciertamente no lo es. ¿Te imaginás cuál?

Estas durmiendo, suena el despertador y le das un toque como para que quede en suspenso y te deje dormir unos minutos más. Así dos, tres y hasta cuatro veces en intervalos de 5 o 10 minutos. ¡Ahí está tu enemigo, justo sobre tu mesa de luz!

Publicidad

Según un estudio de la marca británica de colchones Eve posponer la alarma es el origen de tus males. Aunque parezca imposible, extender tu sueño de ese modo cada mañana hace que tu cuerpo descanse mal a la noche siguiente. La explicación es sencilla: cuando dormimos atravesamos diferentes fases de sueño y cuando despertamos y volvemos a dormir por apenas unos minutos corremos el riesgo de comenzar el ciclo desde el principio.

De este modo nuestro organismo interpreta que está ya agotado a primera hora de la mañana. Idealmente deberías prescindir de la alarma, pero en el mundo real tenemos que ceñirnos a horarios y rutinas estrictas por lo que su uso es fundamental. Así que para eliminar el problema, ¡al menos dejá de posponerla!

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Tirar el agua en la que herviste la pasta es un grave error

Los cocineros afirman que es "oro líquido"
Leer más