¿Es el boniato un alimento milagroso? ¡Estos son sus beneficios!

El boniato, también conocida como batata o papa dulce, además de ser deliciosa para degustar con platos fuertes o como tentempié, poseé múltiples propiedades nutricionales.

Mucha gente puede preguntarse si los boniatos son realmente buenas para ellas. Lo cual no es sorprendente, ya que su nombre sugiere que son bombas de azúcar y almidón. Pero muchos nutricionistas le dan a este alimento dos pulgares hacia arriba.

Publicidad

Por eso, a pesar de ser considerada como humilde, incorporarla a nuestro menú podría aportarnos las vitaminas que nuestro cuerpo necesita, generando sensación de saciedad.

Aquí hay seis beneficios de los boniatos, junto con algunas formas sencillas de incorporar de manera saludable las batatas en tus comidas diarias.

– Son una buena fuente de vitaminas C y A
Una taza de boniato al horno proporciona casi la mitad de tus necesidades diarias de vitamina C. La misma porción también suministra el 400% de tu ingesta diaria recomendada de vitamina A.

Ambos nutrientes son vitales para apoyar la función inmunológica. Lo cual es especialmente importante durante la temporada de resfriados y gripe. La vitamina A también es clave para mantener la piel, la visión y la función de los órganos saludables.

Y muchos otros nutrientes también…
Una porción te da hasta un tercio de tu necesidad de manganeso. Un mineral que ayuda a producir colágeno y promueve la salud de la piel y los huesos.

También obtendrás de ella entre el 15 y el 30% de varias vitaminas y minerales B que contienen energía. Incluido el potasio (sobre esto, keep reading foward).

Son potentes antioxidantes
Las vitaminas A y C también funcionan como antioxidantes que protegen las células contra el envejecimiento y las enfermedades. Para aún más antioxidantes, elija batatas moradas. El pigmento que les da su hermoso tono tiene propiedades antioxidantes particularmente potentes.

Son antiinflamatorios
Hace tiempo que sabemos que la inflamación no controlada de bajo grado aumenta el riesgo de casi todas las enfermedades crónicas. Incluida la obesidad, la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas y el cáncer.

Se ha demostrado que los compuestos antiinflamatorios naturales en batatas ayudan a reducir la inflamación a nivel celular. La investigación realizada en animales ha demostrado una inflamación reducida en el tejido cerebral y en el tejido nervioso después del consumo de extracto de batata púrpura.

No causan picos de azúcar en la sangre
Algunos pueden considerar que los boniatos son demasiado almidonadas. Pero su alto contenido de fibra las convierte en un almidón que arde lentamente. Lo que significa que no aumentarán el nivel de azúcar en la sangre y la insulina.

Ayudan a regular la presión arterial
Una taza de boniato cocida en su piel aporta 950 mg de potasio. Eso es más del doble de la cantidad en una banana mediana. El potasio esencialmente elimina el exceso de sodio y líquido del cuerpo. Lo que disminuye la presión arterial y reduce la tensión en el corazón.

El potasio también ayuda a regular el ritmo cardíaco y las contracciones musculares. Según la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición, menos del 2% de los estadounidenses cumplen con el objetivo diario recomendado de potasio de 4.700 mg.

Pueden ayudar a la pérdida de peso
Aproximadamente el 12% del almidón en las batatas es almidón resistente. Una sustancia de relleno, similar a la fibra, que tu cuerpo no digiere y absorbe.

Un estudio encontró que reemplazar solo el 5,4% de la ingesta total de carbohidratos con almidón resistente daba como resultado un aumento del 20 al 30% en la quema de grasas después de una comida.

El almidón resistente también incita al cuerpo a bombear más hormonas que inducen la saciedad.

¿Cómo comer más batatas?
Podés hornear, hacer puré y doblar las batatas en avena durante la noche. Tal vez, hacerlas en un batido; o licuarlos con un caldo de verduras bajo en sodio como base para una sopa.

Los boniatos horneados en trozos son una adición fantástica a una ensalada de jardín. Y las cuñas crujientes al horno pueden satisfacer el antojo de papas fritas. El puré de boniato también es un complemento fantástico para los postres y golosinas. Desde las galletas sin hornear hasta los brownies, el pudín.

En líneas generales:

  • Prácticamente no contiene calorías.
  • Es rico en fibra, por lo que envuelve los residuos pesados del organismo facilitando su eliminación.
  • Tiene casi el 10% de la cantidad de hierro recomendada a diario.
  • Una ración de 50 gramos tiene los suficientes beta-carotenos para un par de días.
  • Rico en potasio, lo que ayuda a mejorar la visión nocturna. Además, junto con los flavonoides ayuda a regular la circulación.
  • Cantidades discretas de vitamina C y Zinc.
  • 100 gramos de producto (sin aceite y asado) tiene la mitad de la vitamina E necesaria para un solo día. Esto nos ayuda a mantener a tono el sistema circulatorio en general y disminuye los riesgos asociados.
  • Es fácil de asimilar, incluso por personas con enfermedades intestinales o con úlceras.
  • Mantiene en forma, los pequeños capilares del cerebro, mejorando la concentración, la templanza nerviosa y la memoria a corto plazo.
  • Sin embargo, a pesar de sus múltiples beneficios, la batata puede resultar dañina para personas con dificultades para absorber el calcio, piedras en la vesícula o en el riñón. Esto se debe a su alto contenido de oxalatos.

Por tal motivo, estas personas deben consumir este vegetal eventualmente y con moderación.

¿Cómo prepararás tu próximo plato con boniatos?

Podés leer esta nota en Eme de Mujer USA