Consejos para que cuides tu piel de la radiación solar

La hiperpigmentación de la piel es causada por el aumento de la melanina, que absorbe y dispersa la radiación UV transformándola en color. Es el pigmento responsable del color de la piel. A partir de estos días, la radiación comienza a ser más alta, por eso es el momento de empezar a cuidarnos. Y de saber qué tratamientos estamos a tiempo de realizar para eliminar o al menos disimular las manchas de la piel, sobre todo, las más visibles, las de la cara.

Causas

Publicidad

Ante todo es preciso determinar qué causa la hiperpigmentación. El daño daño solar es lo habitual, pero también intervienen ciertos medicamentos, se hacen visibles las secuelas de infecciones o aparecen como consecuencia de traumatismos o enfermedades inflamatorias, en especial el acné. Otras determinantes son la depilación con cera o el rasurado y la posterior exposición al sol; una alergia o la sucesiva exposición a la radiación se hacen evidentes con manchas en la piel. Del mismo modo, las abrasiones o los peelings fuera de tiempo o mal realizados pueden llegar a manchar la piel.

Fototipos

Es la respuesta a la acción de la luz solar. Se determinan por color del pelo, presencia o ausencia pecas, la tendencia de un individuo a someterse a la exposición del sol, etcétera. Los fototipos I y II, pelirrojos y los de piel clara son los más vulnerables a la hiperpigmentación o propensos a mancharse. Entonces cuanto menor sea el tipo de piel, más alto debe ser el factor de fotoprotección solar.
tomando sol
Cosméticos

Los perfumes pueden pigmentar la piel si luego existe exposición solar. Esto se observa, sobre todo, en la zona del cuello. Con el transcurso de los años aparecen más manchas y las existentes se van acentuando. Valga la redundancia, las zonas donde se ven más son las expuestas al sol.

En casa

Sólo cremas. Los productos más utilizados son la hidroquinona y el ácido retinoico, pero también se combinan con ácido glicólico o mandélico. Otros agentes despigmentantes que incorporan son el ácido kójico, el ácido azelaico, el ácido ascórbico (vitamina C) o el ácido fítico. Están formulados en cremas que se usan bajo indicación y supervisión médica.

Momento adecuado

Este tipo de tratamientos debe efectuarse cuando la radiación del sol no es alta y es preciso protegerse con protectores solares de por lo menos 50+. También hay que tener en cuenta que otras fuentes de luz pueden manchar la piel. Aunque parezca raro es recomentable hasta ponerse protector solar en el interior de los ambientes soleados o iluminados.

Ojo con los peelings

Cuándo la radiación es alta no deben efectuarse peelings. Es una descamación o exfoliación que consiste en la utilización de diferentes ácidos sobre la piel para renovar las capas más superficiales pudiendo así mejorar el tono. Los más suaves son aptos para pieles sensibles, sobre todo los realizados con lactobiónico al 10%, ácido ascórbico al 20%, resveratrol al 5% y retinoico al 1 por ciento.

Muy importante

Cuando se esté haciendo cualquier tratamiento para eliminar las manchas se debe utilizar como mínimo factor de protección solar FPS 50+.

En gabinete médico

Mesoterapia. Consiste en un despigmentante con ácido kójico, mandélico, fitico o azelaico. Se puede realizar hasta en octubre, siempre y cuándo se utilice protección solar 50+ y no exista exposición solar.

Microdermoabrasión con punta dediamante. Es una exfoliación producida por microcristales de óxido de aluminio, que remueve las células muertas de la piel para su renovación con el fin de mejorar el tono y la suavidad de la piel, y se favorece la regeneración celular. Se puede realizar en las próximas semanas, pero se debe efectuar de forma más suave que lo habitual en invierno, y desde ningún punto de vista hay que exponerse al sol. Usar siempre protección solar 50+.

Luz pulsada con tecnología AFT (Advanced Fluorescense Technology). Cada pulso de esta tecnología fluorescente limita en forma precisa la zona por tratar. Ya resulta redundante, pero hay que usar sí o sí protector y renovarlo cada dos horas, cuando se esté al aire libre.

Pixel de radiofrecuencia. Es un sistema de microplasma fraccionado utilizado para realizar un tratamiento mínimamente invasivo, que mejora las manchas profundas, también las ocasionadas por la edad, las producidas por el sol (llamadas lentigos) o cualquier otra hiperpigmentación que pudiera existir. De paso, también es antiage ya que genera nuevo colágeno y reduce las arruguitas más finas. Si te decidís por este tratamiento, previa consulta médica, claro, tené en cuenta que no se puede efectuar cuando la radiación del sol es alta, o sea, apurate, éste es el momento.

Fraxel. Es un láser de thulium que corrige manchas para mejorar la textura de la piel y las arrugas finas. Penetra hasta la dermis profunda en forma de columnas térmicas, forma zonas de heridas microscópicas separadas por tejido circundante sano, que contiene células con capacidad para promover una rápida cicatrización. Se puede aplicar a lo sumo hasta octubre, como en todos los tratamientos mencionados, con la debida protección contra la radiación.

La Nación/GDA

Escrito por
Más de Eme de Mujer

“Uruguayas Rebeldes”, el libro de Soledad Gago que reconoce a las pioneras

La autora reconoce y celebra la vida de las uruguayas que se...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.