Cómo lograr que la depilación con afeitadora dure más en el tiempo

Para que tu depilación dure más tiempo, deberías tratar desde tu piel previamente, para que en esos días esté en óptimas condiciones y se te haga más fácil.

Eso sí, tenés que tener claro que antes de empezar tu piel debe estar totalmente limpia y se recomienda no hacerlo el mismo día que irás a la playa, por ejemplo. Como mínimo, debes hacerlo un día antes.

Publicidad

No todas las mujeres tienen acceso a una depilación profesional. Así que hoy te daremos cinco consejos clave para que la depilación (afeitada) que te hagas en casa te dure más tiempo.

1. Exfoliación
La exfoliación de tu piel es clave para un depilado perfecto y de larga duración. Podés hacerlo de dos maneras: creando tú misma una mascarilla o con un guante exfoliador. Para crear tu propia mascarilla solo necesitás un poquito de café molido (no en polvo) y un chorrito de aceite de coco, sino tenés aceite no te preocupes, la miel funciona igual. Creás la pasta y la aplicas suavemente por tus piernas, dando masajes circulares.

Con esto conseguirás deshacerte de las células de piel muerta y seca y revelar una piel suave y uniforme. Hacelo un día antes.

2. Hidratación
Luego de la exfoliación, que tu piel esté en condiciones óptimas de hidratación es “imprescindible” por dos razones: tratar de manera previa para la zona a depilar para que no sufra demasiada irritación y una vez acabado el proceso para que el PH se mantenga. Por lo tanto, es conveniente que hidrates unas horas antes de empezar el proceso de depilarte, con una loción o crema que no sea grasa y sin alcohol, de esta manera el vello saldrá mejor.

3. Rosa de mosqueta
Antes y después de tu depilado date un masaje suave para que el aceite sea absorbido por la piel, verás cómo tu depilación dura más porque retrasa el proceso de crecimiento de los vellos. Además, con este producto evitarás la aparición de poros irritados ni dilatados ya que la mosqueta es un excelente regenerador de tejidos. Este aceite podés encontrarlo en farmacias a un bajo costo.

4. Buena afeitadora
Si tu depilación la harás con rasuradora lo ideal es que inviertas un poquito en ella, una de muy bajo costo solo hará que cualquier recomendación sea en vano.

Deberás fijarte en la que vaya mejor con tu piel, sobre todo si es piel sensible. Si tenés la piel seca tendrás que utilizar una cuchilla que contenga aloe. Debes tener claro que, a menor cantidad de veces que la pases por tu piel será mejor, de esta manera tus piernas estarán mucho más suaves y menos lastimadas.

También deberás depilarte siempre en dirección contraria al crecimiento del vello, asi lograrás que crezca siempre hacia el mismo lado facilitándote la próxima depilada.

5. Hacelo por la noche
Hacerlo por la noche es lo más recomendable por una sencilla razón: a primeras horas de la mañana, algunas partes del cuerpo como las piernas están ligeramente hinchadas debido a la retención de líquidos complicando —un poco— la extracción del vello. Además, tampoco es recomendable exponer la zona recién depilada al sol, ya que puede irritarse y enrojecerse con mucha más facilidad.

Y, como último consejo, una vez hayas finalizado la depilación aplica un poquito de leche helada sobre la piel. Masajea unos cinco minutos para que penetre bien en cada poro. Luego aplicá la crema o aceite hidratante (de coco o almendra son perfectos).

Fuente: GDA/La Prensa Gráfica/El Salvador

Escrito por
Más de Eme de Mujer

“Uruguayas Rebeldes”, el libro de Soledad Gago que reconoce a las pioneras

La autora reconoce y celebra la vida de las uruguayas que se...
Leer más