Francesa sufrió episodio de alergia extremo al teñirse el cabello

“No me reconozco en las fotos, mi cabeza parecía una lamparita de luz. No podía ni respirar”, contó una joven francesa al recordar el susto que pasó después de teñirse el pelo. Identificándose simplemente como Estelle, una estudiante de inglés de 19 años, contó desde París que tuvo una fuerte reacción alérgica a uno de los componentes de la tintura que compró en el supermercado, y que está presente prácticamente en todos los colorantes para el cabello.

A mediados de noviembre, Estelle se puso la tintura para pasar de ser rubia a morena. Al rato, la cabeza comenzó a picarle y fue hasta la farmacia para regresar a su hogar con antihistamínicos y una crema. Pero a la mañana siguiente, el momento en que se miró al espejo fue como una pesadilla.

Publicidad

Fue a la urgencia a un hospital, donde le indicaron que estaban acostumbrados a ver casos de alergia a la tintura, específicamente al PPD, un componente de esta, que se encuentra en el 90% de los colorantes para el cabello. En tinturas, jeans y tatuajes temporales En las instrucciones del producto se indica que se debe hacer una prueba previa para descartar una reacción alérgica, y que esta se debe hacer 48 horas antes de aplicar el tinte. Y Estelle siguió las indicaciones, pero a medias: solo esperó 30 minutos. Hoy asume su culpa.

En conversación con el medio local Le Parisien, dijo que cometió un error, pero criticó que no se advirtiera mejor de los posibles efectos adversos que el tinte puede desencadenar en algunas personas. “Casi me muero, no quiero que le pase a los demás”, aseguró.

El componente PPD (parafenilendiamina), causa alergia al 3% de la población, aseguró una dermatóloga francesa, Catherine Oliveres-Ghouti, refiriéndose al caso de Estelle en el mismo medio galo. Según señaló, hasta su consulta han llegado personas con “eccemas, ojos como conejo o con la cabeza hinchada”, debido a las tinturas que contienen PPD. “Vi pacientes desfigurados, pero casos tan extremos como el de Estelle siguen siendo raros”, comentó.

Oliveres-Ghouti dijo que los que más sufren con estas reacciones son los peluqueros, que muchas veces se ven obligados a tener que cambiar de trabajo por las alergias. La experta aseguró que este componente también se encuentra en el tinte de la ropa oscura, como los jeans, y en los tatuajes temporales que muchas veces se ofrecen en las playas.

Para ella, solo queda advertir a las personas para que tomen precauciones, ya que prohibir el componente, significaría eliminar todos los colorantes oscuros. “Se necesita informar mejor a los consumidores, de nunca teñirse sin haber probado (la tintura) en su piel 48 horas antes”, afirmó

(El Mercurio, Chile, GDA)