La columna de los dientes. Sonrisa Gingival: tres procedimientos para solucionarla

por Álvaro Heller, director de Biosmile

Para quien la sufre es un verdadero problema estético y difícilmente consigue solucionarlo. Hasta hace pocos años, era una característica con la que debía convivir, sin poder encontrar una forma de modificarla o corregirla.

Publicidad

Hoy si las hay: Gingivectomía Láser, Botox e Invisalign, muchas veces combinados, solucionan lo que antes era complicado.

La sonrisa gingival es cuando se ve mucha encía al sonreir. Puede acompañarse por dientes chicos, hueso maxilar prominente y/o labios cortos, sumado a mordidas en “tapa de caja” u otros defectos funcionales.

Si era muy severa, se entendía que la situación pasaba por la cirugía, retirando hueso y/o reacomodando el maxilar superior. El post operatorio, si bien ha mejorado, sigue siendo un elemento a tener en cuenta.

O vivías con tu sonrisa gingival o pasabas por cirugía (si el caso lo ameritaba).

Los tres procedimientos actuales
Las encías se clasifican de acuerdo a sus características, por lo que es importante tener en cuenta esto para encarar el tratamiento.

Pero además, desde hace unos cuantos años, contamos con más experiencia, tecnología diferente y diagnósticos más precisos. Y se cuenta con tratamientos muy diferentes, con resultados impactantes. ¿Cuáles son?

Gingivectomía láser (Recorte de la encía)
Lo primero que se hace es estudiar con un sistema de raguiografías digitales 3D muy preciso (RVG Trophy de 24 pl/mm, p.e.) el largo real de la corona del diente. A veces puede estar escondido parte del diente debajo de la encía.

Luego se diseña la nueva sonrisa y se marca en el tejido. Para ello, muchas veces se utiliza el sistema U-Veneer de Ultradent. El láser se apoya en cada plantilla U-Veneer, recortando la encía y logrando la forma, y las curvas perfectas para cada diente.

El láser quirúrgico(de doble longitud de onda, p.e. Gemini, Ultradent) es un sistema que retira el tejido gingival (de encía) sobrante con gran precisión, sin que la encía se retraiga, y sin carbonizar. No hay sangrado, no hay puntos (sutura), no hay post operatorio complejo.

La sesión quirúrgica lleva unos 20-30 minutos para los 10 dientes superiores.

Siempre se hacía con bisturí convencional o con electro bisturí. Ambas técnicas tienen que luchar con la retracción de la encía o la carbonización (el electro bisturí y varios láseres actuales), siendo muchas veces impreciso el resultado.

Invisalign
Complemetario del láser, o como tratamiento independiente, mover el hueso y el diente a la vez con este sistema ultra sofisticado de Ortodoncia Invisible, nos permite movimientos jamás antes pensados y con resultados sorprendentes.

Por supuesto que esto depende del profesional a cargo. Si bien muchos pueden hacer Invisalign, muy pocos puden lograr los resultados que buscamos.

Por la experiencia, por la cantidad de casos resueltos perfectamente desde hace años, por conocer a la perfección todas las posibilidades del sistema y por saber pensar “fuera de la caja”, los 8 “Platinum” del mundo se destacan y nos dan la confianza de un resultado perfecto.

Entre muchos otros movimientos que puedes ayudar a solucionar la sonrida gingival, Invisalign INTRUYE los dientes en el hueso.

Hay casos, y no son pocos, en los que el Láser (previo radiografías 3D y plantillas U-Veneer) e Invisalign se complenentan perfectamente para sumar sus ventajas y lograr soluciones perfectas.

Botox
Si bien no es una solución permanente, es conocido que el Botox puede ser otro elemento que colabora. ¿Cómo? Colocando pequeñas cantidades en los músculos que elevan el labio superior, este cae y ayuda a solucionar casos muy severos.

Complementa la acción del Láser y del Invisalign, debiendo repetir cada 4 a 6 meses la aplicación.
Es bueno tenerlo en cuenta también.

Soluciones
La cirugía puede ser una, en manos de verdaderos espertos.
Pero más allá, el Botox es un tratamiento útil en algunos casos.
Como principales, el láser y el Invisalign (independientes o en conjunto) son la solución para la mejora o tratamiento definitivo de la Sonrisa Gingival.
Las Carillas Cerámicas pueden también ser una ayuda a tu caso.

Como siempre, cada caso es diferente, y hay que estudiarlo primero.

Es lo que hacemos siempre.

*El doctor Álvaro Heller, es odontólogo, director de BioSmile y columnista de Eme de Mujer