La tercera década de vida es clave en la mujer para evitar dolencias crónicas

Los cambios en los procesos fisiológicos durante la tercera década de vida en la mujer elevan el riesgo de desarrollar enfermedades crónico-degenerativas por lo que es indispensable mejorar hábitos alimenticios y estilo de vida, advirtieron este martes especialistas.

“Las mujeres que se encuentran en la tercera década de vida deben tener especial atención ya que enfrentan cambios en sus procesos fisiológicos”, afirmó a Efe la nutrióloga Paola Zarza. La especialista mexicana explicó que cuando la mujer rebasa los 30 años sufre cambios como la disminución del gasto energético basal y la tasa metabólica. Y a partir de los 40 años, una mujer puede ganar hasta 2,5 kilogramos en un periodo de tres años.

Publicidad

“El metabolismo suele disminuir un 0,4 % al año, eso lleva a una inherente ganancia de peso y acumulación de grasa que las hace propensas a enfermedades conforme avanza la edad”, manifestó la especialista. Cuando el metabolismo disminuye su eficiencia, dijo, el organismo se vuelve vulnerable e incrementa el riesgo de padecer sobrepeso, obesidad, anemia, diabetes, presión alta, infartos, embolias, osteoporosis e incluso algunos tipos de cáncer.

En tanto, la doctora Sara Bistre, especialista en medicina antienvejecimiento, dijo que una persona enferma puede presentar envejecimiento prematuro de hasta diez años en comparación con alguien sano. “Es verdad que todos envejeceremos en algún momento, pero depende de nuestro estilo de vida cómo llevemos ese proceso”, aseveró. Señaló que el organismo cuenta con unas 50 trillones de células, las cuales se oxidan sino están en las condiciones necesarias. “Estos procesos de oxidación del cuerpo dañan las células y los órganos se deterioran con el paso de los años”, aseveró.

Bistre aseveró que el actual estilo de vida que incluye sedentarismo y una dieta rica en comida rápida y alimentos procesados, aumentan la posibilidad no solo de desarrollar enfermedades crónico degenerativas, sino de envejecer prematuramente. “No tenemos suficientes frutas, vegetales y cereales en nuestra dieta”, manifestó la experta.

Del mismo modo, el estrés cotidiano y la falta de horas de sueño inciden en que las personas se vean envejecidas más rápidamente, por lo que recomendaron tratar de disminuir el estrés y dormir, por lo menos, unas seis horas diarias de manera continua.

Finalmente, ambas expertas recomendaron suplementos que contengan omegas, zinc, flavonoides, vitamina C y vitamina E principalmente, así como hierro, cobre, cromo, y L-carnitina. “Además, trata de evitar la sal, el azúcar, los lácteos y las harinas, y consumir mucha agua. Hay que estar conscientes de que somos lo que comemos”, manifestó la doctora Bistre.

Fuente: EFE

 

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Nueva píldora anticonceptiva: una sola vez al mes

Se trata de una cápsula de gelatina que puede cargar la cantidad...
Leer más