Los celos y la terapia del alcance breve

Por Fanny Berger*

Los celos son sentimientos displacenteros muy comunes que varían en intensidad y en contenido, vale decir, el área donde son sentidos.

Publicidad

Esto se traduce en que pueden ser leves y no ocasionar serios problemas de adaptación o ser tan intensos que la persona no los puede controlar y le dificulta los vínculos humanos en la vida diaria. Hay quienes son celosos en la pareja, otros con los amigos, otros con los compañeros de trabajo, etc.

¿Qué son los celos?
Los celos son una emoción que surge por querer poseer en forma exclusiva a la persona amada. El miedo a la pérdida, real o no, es sentida como una amenaza. Normalmente asociamos este sentimiento a las relaciones de pareja pero también puede darse entre hermanos, compañeros de clase o trabajo, grupo de amigas.

Los hermanos tienen celos pues sienten que sus padres aman al otro hermano más que a ellos, se sienten no queridos. El celoso cela a su pareja porque interpreta cualquier estímulo de la realidad como infidelidad y sufre por temores infundados.

Los celos están generalmente relacionados con la inseguridad y la falta de confianza en uno mismo. La persona celosa tiene una autoestima muy baja, no se valora ni se quiere a si misma. Se compara con los otros, está muy pendiente del mundo exterior porque tiene poco amor a sí mismo y en esa comparación se olvida de desarrollar sus talentos y mejorar sus rasgos negativos.

Por lo general, los celos aparecen al sentir que un ser querido está prestando demasiada atención a otra persona.

Celos entre hermanos.
La biblia comienza con la historia de Caín y Abel, dos hermanos totalmente distintos que se llevan muy mal entre sí y continúa con más historias sobre celos fraternales. Los hermanos son distintos y producen emociones y conductas únicas en cada padre. El trato es desigual pero no el amor que sienten los progenitores.

En la experiencia clínica vemos el sufrimiento de los pacientes por sentirse no queridos pero en realidad recibieron un trato desigual. Es así que los hermanos se sienten no amados y crean una baja autoestima.

Celos en la pareja
Los celos están basados en desconfianza hacia el otro. La pareja se siente no digna de ser amada y espera con sufrimiento que la dejen por otra persona, pero esto desgasta los vínculos. Siente un intenso miedo a perder a su ser querido y se vuelve hiper alerta o controlador. A veces siente que la otra persona le pertenece y que tiene que prestar atención exclusiva. Eso no es amor, es obsesión.

TAB y celos
El TAB o terapia alcance breve, en pocas sesiones ayuda a la persona celosa a aceptar sus celos y no creer que el otro lo engaña. El segundo paso es indagar si esos celos son racionales o irracionales; por lo general pertenecen al segundo grupo pues la persona toma detalles de la realidad y confabula historias que le causan mucho sufrimiento.

El celoso acusa, repite sistemáticamente falsas pruebas de infidelidad, controla, revisa su celular, piensa que si llegó unos minutos más tarde es porque estaba con otro, situaciones que causan conflicto y malestar.

Dos pistas

  • 1º Desarrollar la autoaceptación y comenzar a amarse incondicionalmente
  • 2º Mejorar la confianza en ti mismo

En pocas sesiones el celoso puede aceptar sus celos, distinguir que en la mayoría de los casos son irreales, recibir herramientas para desarrollar una buena autoestima y pensamientos positivos guiados por la realidad y la confianza en uno mismo.

El TAB no sustituirá a un proceso terapéutico donde se realiza un trabajo más profundo pero es de gran ayuda para mejorar la situación personal.

fanny berger ok

*Fanny Berger, psicóloga gestáltica. Podés contactarla en su web o página de facebook o por el teléfono 099 289 282.

Escrito por
Más de Equipo Eme