Los mitos y verdades de practicar yoga

Existen muchos mitos y verdades sobre el yoga. Conócelo y adéntrate en esta práctica.

El yoga es un estilo de vida. Es una disciplina aplicable al día a día, que te mantendrá sana y con energía. Sin embargo, hay algunas informaciones sobre esta práctica que es bueno aclarar.

Publicidad

Verdades

* Puede practicarse en cualquier lugar. Mientras esperás tu turno en la fila del banco, cuando estás en el trabajo o si vas de compras, puedes hacer ciertas posturas de yoga. Te enfocará y ayudará a estar presente aquí y ahora.

* Tendrás una vida más saludable. Practicar yoga equilibra tus sistemas digestivo y circulatorio. Reduce síntomas de enfermedades crónicas, como artritis, tiroides y diabetes, mejora tu postura.

* El yoga revela todo tu potencial. A través de su práctica regular, esta disciplina te da una guía para descubrir tu verdadero potencial. Te incita a revelar tus talentos al mundo y a reconocerlos en los demás.

* Cualquiera puede practicarlo. Niños, embarazadas, adultos mayores o personas con habilidades diferentes: siempre con la guía de un maestro calificado. Mejora la atención, la concentración, la memoria y la imaginación.

Mitos

* Prohibido para quienes sufren de dolor de espalda.
El yoga y el estiramiento son eficaces para aliviarlo. Los ejercicios que desarrollan los músculos del tronco pueden mejorar la función de esa parte del cuerpo. Consulta con tu médico.

* Promueve el celibato. Falso. La ciencia del yoga se ocupa de los aspectos espirituales, mentales, emocionales y del aspecto físico. Las relaciones conyugales experimentan cambios beneficiosos.

* Te obliga a ser vegetariana. El yoga te ayudará a mantener una vida sana, controlar la ansiedad por comer y por los excesos. Cuando te vas adentrando a esa práctica tu cuerpo irá rechazando algunos malos hábitos y es posible que tu alimentación cambie.

* No debes practicarlo durante la menstruación.
Puedes hacer yoga todos los días, siempre que no tengas molestias durante tu período y bajo la supervisión de tu maestro: evita las posturas invertidas y las de contracción abdominal.

* Es fácil ser maestro de yoga.
Solo si llevas varios años de práctica y lo tuyo es la enseñanza, puedes optar por el profesorado. Hoy existen varias opciones para capacitarte, hasta cursos virtuales en Internet.

Fuente: GDA / Viú! / El Comercio / Perú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.