Aprueban la primera droga para combatir la depresión postparto en 48 horas pero es carísima

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos, aprobó ayer la primera droga para combatir la depresión postparto, una condición debilitante que es la complicación más común del embarazo y que en muchos casos se manifiesta en el último trimestre de la gestación.

Según informó The New York Times, el brexanolone se demora muy poco en hacer efecto, específicamente 48 horas. Esto constituye una importante mejora en relación a los antidepresivos disponibles hasta ahora, que pueden demorarse entre dos y cuatro semanas en funcionar. De acuerdo a los expertos, el nuevo tratamiento proporcionará alivio inmediato a las madres cuya depresión les impide cuidar, vincularse y criar adecuadamente a sus hijos recién nacidos, lo cual es esencial para el desarrollo futuro.

Publicidad

“La depresión postparto es una seria condición que, cuando es severa, puede amenazar la vida”, explicó Tiffany Farchione, directora de la División de Productos de Psiquiatría del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA. “Esta aprobación marca la primera vez que un medicamento es específicamente aprobado para tratar la depresión postparto, proporcionando una opción de tratamiento importante”, agregó.

Sin embargo, el brexanolone -que será comercializado bajo el nombre de Zulresso- tiene algunas limitaciones. La primera de ellas es que debe ser administrado vía infusión por 60 horas, tiempo durante el cual la madre debe permanecer en un centro médico certificado y bajo supervisión, ya que puede marearse o desmayarse.

El otro gran problema de la nueva droga es que es carísima: su costo asciende a US$ 34.000 por paciente, a lo que hay que agregar la estadía en el centro médico por dos días y medio. Saga Therapeutics, el fabricante de Zulresso, manifestó su esperanza en que las aseguradoras cubran el tratamiento en Estados Unidos, en tanto que dichas compañías señalaron que lo están evaluando.

A juicio de Margaret Spinello, profesora clínica de psiquiatría en la Universidad de Columbia, la mayor ventaja de la nueva droga es “su rápido efecto”. “El hecho de que sea la primera diseñada para la depresión postparto es importante y significa que probablemente a partir de ella se diseñarán otros medicamentos que se administrarán de una manera más fácil”, sostuvo. Las candidatas para el tratamiento son aquellas mujeres que presentan síntomas severos, son resistentes a los antidepresivos convencionales o bien, no pueden esperar a que estos hagan efecto.

Llorar sin parar, perder el interés en hacer cosas y evitar sociabilizar son algunos de los síntomas de la depresión postparto. Sin embargo, en los casos más severos, las mujeres que la padecen incluso pueden llegar a tener pensamientos suicidas.

Fuente: El Mercurio / Chile / GDA