Las claves sobre la dieta cetogénica

Esta dieta provoca un estado de cetosis, que se produce cuando el organismo utiliza la grasa como fuente principal de energía.

Usualmente, los carbohidratos son el combustible para el cuerpo. Pero en este régimen se restringe su consumo a 60 gramos al día (cuando normalmente se sugiere entre 250 y 300 gramos), explica la nutricionista Mariana Hidalgo.

Publicidad

Así, se limitan los hidratos de carbono y aumentan el consumo de grasas saturadas y de proteínas, asegura Sylvia Rodríguez de Healthy Pleasure. No se aconseja realizarla a largo plazo: su necesidad y duración tienen que ser determinadas por un especialista.

Según Hidalgo, esta dieta es recomendable para personas que sufren de diabetes tipo 2, pues al eliminarse la mayoría de carbohidratos disminuye drásticamente la cantidad de azúcares en la sangre. ¿Quiénes deben descartarla? Quienes tienen problemas hepáticos, ya que el hígado trabaja el doble para conseguir energía. Además, mayores de 65 años o pacientes de enfermedades cardiovasculares.

Pero, ¿qué alimentos incluye la dieta cetogénica? Carnes –de cerdo, pollo y vaca—, mariscos y pescados —como el salmón, el atún y el bacalao—, huevos y quesos.

Por el lado de las verduras, se opta de preferencia por las verdes (espinaca, lechuga y brócoli) y las frutas ácidas, pues contienen menos carbohidratos. Las almendras, avellanas, nueces, chía, semillas de calabaza o de lino son nutritivas y bajas en carbohidratos también.

Algo dulce
A modo de snack, para media mañana y media tarde, las especialistas sugieren una o dos cucharadas de manteca de maní. También, un puñado de almendras, maní o pecanas o un vaso de 150 ml de yogurt griego con 10 almendras.

Fuente: Viú / El Comercio / Perú / GDA

Escrito por
Más de Eme de Mujer