TRX: un entrenamiento para tonificar músculos y desarrollar equilibrio

El TRX es una actividad física que actualmente realizan muchas personas a nivel mundial. Se trata de un sistema en suspensión que se basa en el peso corporal de quien lo ejecute.

Fue inventado por los Navy SEAL, principal fuerza de operaciones especiales de la Armada de los Estados Unidos. Es una disciplina que puede ser practicada por personas de todas las edades para mantener una vida saludable o moldear su figura. Este ejercicio no exige una forma física previa, ya que hay sesiones diseñadas para todo tipo de niveles.

Publicidad

¿Cómo se practica?
El TRX se desarrolla a través de un arnés sujeto por un punto de anclaje. Aunque por lo general este sistema de cables y cintas se usan en el gimnasio, la ventaja es que se puede practicar en cualquier lugar. La idea es que el amarre esté por encima de la cabeza.

Hacete fuerte y flexible
Con este entrenamiento se tonifican los músculos, se desarrollan el equilibrio, la coordinación, la resistencia, la potencia y la flexibilidad. Al practicarlo es importante que esté guiado por un personal calificado a fin de utilizar correctamente el sistema. Si tenés problemas con la cervical o los lumbares, lo ideal es que consultes con tu médico.

En una sola sesión
Este sistema de entrenamiento permite entrenar todo el cuerpo en una sola sesión. Su actividad garantiza fuerza y tonificación, al tiempo que reduce la pérdida de masa ósea del ejercitante. Con su ejecución se trabajan piernas, cadera, abdominales, glúteos, espalda, lumbares, hombro y pecho. Si su práctica dura una hora puede representar una quema de hasta 600 calorías.

Salud y bienestar
Actualmente, el TRX también se está utilizando con éxito a nivel clínico y de rehabilitación. Personas de avanzada edad practican esta modalidad para ganar fuerza y detener la merma de masa ósea. También es una actividad indicada a quienes sufren de dolores de espalda (sobre todo, lumbalgias), ya que ayuda a fortalecerla.

El TRX aumenta el bienestar psicológico y mejora nuestro estado de ánimo. Las personas con problemas emocionales también encuentran en esta disciplina deportiva un desahogo para mejorar su equilibrio mental. Cualquier ejercicio físico aumenta el bienestar psicológico y mejora nuestro estado de ánimo, refuerza la autoestima y genera autoconfianza.

TRX de la mano con la alimentación
Para ver los resultados de cualquier entrenamiento físico es importante la alimentación. Si nuestra meta es tener una vida sana o moldear la figura es fundamental controlar también lo que comemos. Está comprobado que hacer ejercicios y alimentarnos saludable mejora nuestra calidad de vida.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer Venezuela

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Tirar el agua en la que herviste la pasta es un grave error

Los cocineros afirman que es "oro líquido"
Leer más