Qué son los micromachismos y cómo identificarlos

También conocido como machismo cotidiano, el micromachismo no pretende aligerar las cosas como pequeños actos (al anteponerse por la palabra ‘micro’), sino que hace referencia a aquellos que se encuentran interiorizados en nuestro pensamiento y que son concebidos como ‘normales y naturales’ por la sociedad.

Si alguna vez te han descrito como ‘poco femenina’, te han comprado cosas de color rosa solo por el hecho de ser mujer o en alguna ocasión te han presentado como ‘la mujer de…’; has vivido una actitud de machismo cotidiano o micromachismo. Estas actitudes pueden darse en todo ámbito: en tu hogar, en una salida con amigos, caminando por la calle… y hasta en la intimidad.

Publicidad

Muchos refieren que este término solo está maximizando lo mínimo, que es pura exageración. Catalogan estas situaciones como simples circunstancias que se presentan sin intensión ofensiva. Pero, vayamos al grano: la violencia de género, por más que se de sin intención lesiva, sigue siendo violencia. Tomar las actitudes del micromachismo como cotidianas solo normalizan el acoso y abuso hacia la mujer.

Para erradicar este comportamiento es necesario tomar conciencia individual y hacerla colectiva. Si sos hombre; pensá en tus actitudes, cambia el ‘chip’ y dirígete a las mujeres con igualdad. Si sos mujer; no te quedes callada, actuá, enseñá y confrontá de la mejor manera posible al micromachismo.

Identifícá las actitudes y empoderate para lograr el cambio.

  • En una cita, el hombre pagó la cuenta de forma sistemática suponiendo que eso es lo que esperas de él debido a su género
  • Te han descrito como ‘poco femenina’, han calificado como ‘provocador’ algún atuendo que has llevado o han usado contigo la frase ‘esas no son formas de hablar para una señorita’.
  • En lo académico, el micromachismo se presenta cuando se prioriza la carrera profesional o estudios del hombre frente a la mujer.
  • En el hogar, el hombre no hace las tareas del hogar sin que se las pidan; y si las hace, las presenta como ‘un favor o ayuda’, cuando deberían repartirse las tareas
  • Se manifiesta también cuando el hombre se empieza a sentir ‘incómodo’ si ganás más dinero que él, o si ocupas un puesto de mayor importancia. Que sientas que tienes que ‘ocultar’ tus logros y méritos para que él no se sienta mal.
  • Que solo tengas que ser tú la que se cuida para no quedar embarazada o que te sientas en la obligación de depilarte para tener intimidad con él.+

Fuente: GDA/El Comercio/Perú