15 minutos de caminata o trote mejorarían la economía mundial

Según una reciente investigación europea, la actividad física en trabajadores significaría, entre otras cosas, una disminución del ausentismo laboral, beneficiando la productividad.

Si cada trabajador caminara o trotara durante 15 minutos cada día, el mundo podría verse beneficiado con un impulso económico de US$ 100 mil millones, según un reciente estudio sobre las virtudes que tiene la actividad física de la población en la economía. El ejercicio regular se asocia con una serie de beneficios para la salud. Estos incluyen la disminución en el riesgo de enfermedades crónicas, como la presión arterial alta y enfermedades cardíacas, así como también una ayuda a la salud mental, reduciendo el riesgo de tener ansiedad y depresión.

Publicidad

Asimismo, los resultados de los investigadores, los que fueron publicados por la organización europea RAND y un grupo de aseguradoras de salud de Reino Unido, mostraron que estos beneficios reducirían la mortalidad, por lo que cuanto más tiempo viva una persona, más podrían quedarse dentro del campo laboral, lo que se traduce en un aumento de la fuerza laboral y producción económica.

Además, una mejor salud de los empleados permitiría reducir las ausencias y el “presentismo laboral”, es decir, acudir al trabajo a pesar de estar enfermo realizando tareas con menos eficiencia y reduciendo la productividad. De los beneficios económicos laborales que se detallaron en el informe, el 30% estaba atribuido a la reducción de mortalidad, las enfermedades y ausencias, mientras que el 70% estaba relacionado con los problemas de presentismo laboral, según publicó ABC News.

“A pesar de los positivos efectos del ejercicio que ya han sido documentados, la insuficiencia de actividad física se ha vuelto más común en las últimas décadas”, señaló Christopher van Stolk, coautor de la investigación.

Actualmente se cree que el 30% de la población mundial es inactiva físicamente, y cada año se producen cinco millones de muertes relacionadas a la poca actividad física. “La evidencia muestra que podemos crear sociedades más sanas y prósperas”, añadió Stolk.

Sin embargo, el informe detalló que los empleadores se enfrentan a grandes obstáculos al momento de esperar que sus trabajadores realicen más actividad física. Comportamientos individualistas que pueden ser difíciles de alterar, falta de recursos y tiempo, y poco acceso a instalaciones seguras, son algunas de las causas que vuelven esta tarea más compleja.

(El Mercurio, Chile, GDA)

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Trabajar en equipo, la clave para bajar de peso en pareja

Entre cinco y ocho kilos se suelen ganar durante el primer año...
Leer más