La columna de los dientes: Antibióticos preventivos: ¿si o no?

por Álvaro Heller, director de Biosmile*

Existen protocolos. Pero existen pacientes. Cada uno debe ser medicado de acuerdo a su situación, estado, y la patología que porta. Ninguno es igual a otro. Nosotros, somos, quizás, cuidadosos de más: no queremos riesgos.

Publicidad

Dos posiciones en contra: NICE y AHA

En la actualidad, las directrices del Instituto Nacional de Excelencia en Salud y Atención (NICE) recomiendan que los dentistas generalmente no utilicen la profilaxis con antibióticos contra la endocarditis infecciosa (EI) para pacientes que se someten a un tratamiento dental invasivo. Esto no es compartido por una gran mayoría de clínicos e investigadores. Ni por nosotros.

Es por ello que un nuevo estudio sobre las directrices de la American Heart Association (AHA) sobre este tema ha encontrado que los pacientes de alto riesgo pueden beneficiarse de continuar recibiendo esta terapia preventiva antes del tratamiento.

El estudio es la investigación más extensa y completa sobre las recomendaciones de la AHA de 2007 de que se debe administrar profilaxis con antibióticos a los pacientes con alto riesgo de desarrollar EI, pero no a los que tienen un riesgo moderado.

Recomendaciones actuales

Para nosotros, SI EXISTE RIESGO, sea alto, moderado o bajo, recomendamos la prevención antibiótica.  Siempre.

Después de todo, no se generará resistencia antibiótica u otra reacción adversa si se utiliza las pocas veces en la vida en la que el paciente recibirá una intervención.

“Aunque los datos no prueban una relación causa-efecto entre la reducción de la profilaxis antibiótica y el aumento de la EI, respaldan la recomendación de la AHA de administrar profilaxis antibiótica a las personas con alto riesgo pero no a las personas con riesgo moderado de endocarditis”. dijo el autor principal, el profesor Martin Thornhill, de la Escuela de Odontología Clínica de la Universidad de Sheffield, UK.

“También proporciona evidencia adicional de que la recomendación NICE de 2008 de que la norma debería cesar por completo en el Reino Unido probablemente fue incorrecta y debería cambiarse”.

Este nuevo estudio proporciona evidencia adicional para respaldar el consejo brindado por la AHA y la mayoría de los otros comités de guías en todo el mundo, de que aquellos en alto riesgo de EI, sometidos a procedimientos dentales invasivos deben recibir tratamiento antibiótico preventivo.

El estudio, titulado “La profilaxis antibiótica y la incidencia de endocarditis antes y después de las recomendaciones de la AHA de 2007”, se publicó en línea en el Journal of American College of Cardiology el 5 de noviembre de 2018. Los hallazgos también están siendo presentados hoy (mientras escribo esta nota) por el Prof. Patrick O’Gara, Presidente Distinguido de la Familia Watkins en Cardiología en el Hospital Brigham and Women de Boston en los USA, en las Sesiones científicas de la AHA en Chicago, USA, 11 de noviembre, 2018.

Fuente principal: Dental Tribune UK, American Heart Association (AHA)

*El doctor Álvaro Heller, es odontólogo, director de BioSmile y columnista de Eme de Mujer