Mito o verdad: ¿por qué se relaciona el embarazo con la pérdida de los dientes?

Cuando una mujer está en la dulce espera suele tener varios síntomas como vómitos, cambios de humor y dolores de cabeza. Muchos de estos motivos se deben a los cambios hormonales. Pero, respecto a la salud bucal en este periodo, se suele pensar erróneamente que el embarazo y la falta de hierro producen la pérdida definitiva de dientes. Sin embargo, ello es solo un mito que en esta nota se logrará desmentir.

Antes y durante el embarazo es necesario tener una buena higiene bucal y acudir cada cierto tiempo a un especialista. En esta etapa, los dientes suelen estar más sensibles, inflamados acompañados de sangrado y dolor. Estos cambios hacen que aparezca, en muchas ocasiones, la gingivitis. A muchas personas les puede dar esta enfermedad, pero las embarazadas tienen un mayor riesgo. Por ello, es necesario tener una buena salud bucal para que así cualquier daño no se incremente.

Publicidad

Muchas mujeres piensan que en esta etapa los dientes se debilitan. Sin embargo, el Dr. Guillermo Ríos de Estética Dental Ríos, explica que eso no es verdad, sino un mito. “El calcio que la madre da a su hijo proviene de la dieta y de sus huesos”. Asimismo, también menciona que los ácidos de los vómitos asociados al embarazo podrían debilitar el esmalte de los dientes, facilitando la aparición de caries. Por lo que es necesario enjuagarse siempre la boca y tener un cuidado adecuado.

Ríos aclara que “es un mito que cuando estas embarazada vas a perder los dientes. Durante esta etapa, si no te alimentas bien o no tomas los suplementos alimenticios como debe ser, puede haber una perdida de tejido de colágeno o de calcio. Cualquier enfermedad bucal se puede exacerbar más rápido, por ejemplo, como una gingivitis. Si ya el paciente ha tenido una gingivitis, durante el embarazo se puede convertir en una periodontitis, y esto conlleva a la pérdida del diente. Pero no quiere decir que por estar embarazada se caigan los dientes”.

Cuidados y precauciones
Es necesario informar sobre el estado de gestación al dentista, para que este evalúe cuáles son los tratamientos adecuados, así como los medicamentos que deberá utilizar y las dosis correctas, de modo tal que no afecten al futuro bebé.

Si requiere de radiografías, no se preocupe. Estas usan muy poca radiación, que va dirigida al rostro de la madre. Sin embargo, es recomendable que la paciente utilice un mandil de plomo que le cubra el vientre para que proteja al futuro bebe de los rayos X.

Hay quienes prefieren evitar este tipo de exámenes durante los primeros tres meses de embarazo, porque es en esta etapa cuando se empiezan a formar las principales estructuras en el feto; como el cerebro, sistema nervioso central, corazón, sistema vascular, etc.

Durante el último trimestre de gestación evite tratamientos que obliguen a la paciente estar en la silla dental por periodos prolongados, porque la postura puede resultar muy incómoda para la madre.

Las madres tienen que comer más sano como consumir suplementos alimenticios, una buena salud bucal y acompañado de una alimentación balanceada. Las madres piensan que se puede comer de todo, pero no es así, se tiene que comer más sano. Por ejemplo, dentro de sus comidas deben estar las frutas, lácteos, verduras, no comer tantas harinas y alimentos sin azucares.

Fuente: GDA/El Comercio/Perú

Escrito por
Más de Eme de Mujer

“Uruguayas Rebeldes”, el libro de Soledad Gago que reconoce a las pioneras

La autora reconoce y celebra la vida de las uruguayas que se...
Leer más