¿Te querés decolorar en casa? Quizás no sea tan buena idea

Por Francisco Fernández*

Cuando te mudás de ciudad o de país tu pelo lo sufre: el agua no es la misma y tu peluquería de confianza probablemente esté lejos. Intentarás visitar un lugar nuevo y lo que logres no te convencerá; lo más probable es que caigas en la tentación de experimentar contigo misma. Lo mismo si estás un poco corta de dinero y decidís tomar las riendas de tu decoloración.

Publicidad

A continuación te dejamos algunas premisas que deberías seguir antes de salir corriendo al super y caer en las garras de esa caja que te promete resultados asombrosos.

Razones por las que no deberías hacerlo
Riesgo: Por más que te asesores y compres productos de buena calidad no es lo mismo ir a que te hagan un diseño de color o que te atienda un estilista, un profesional en esa área.

Uno mismo: Si te aplicás vos misma una tinta o decoloración lo más seguro es que no te quede parejo, porque siempre alguna parte queda sin producto sin que nos demos cuenta.

Se corta: Cuando se lo agrede mucho, especialmente con la decoloración, el pelo se corta. Eso es muy negativo, significa que debilitaste tu cabello más de lo que podía soportar. Además, es muy probable que quedes con mucho menos pelo y un corte inesperado.

Color: Los coloristas saben qué productos utilizar y de qué manera, así que no esperes lograr el color que ves fuera de la caja porque probablemente no lo obtendrás. Hacerlo depende de tu color natural, crecimiento, restos de color, etc.

Si lo vas a hacer de todos modos o ya lo hiciste
Protectores térmicos: Siempre que uses la planchita, rizadora o secador no olvides ponerte protectores térmicos para evitar más daño. Usá lo menos posible estos artefactos y recordá que la planchita se emplea a menos de 170°C.

Máscaras hidratantes: Antes y después de aplicarte una tinta o decolorarte, hacete máscaras hidratantes para evitar que el pelo luzca seco.

Tratamientos de nutrición intensa: Estos tratamiento usualmente deberías hacerlos en la peluquería. Ellos son los que de verdad recuperarán tu pelo. Mimalo, si no querés gastar en un diseño de color, por lo menos hidratalo.

Buenos productos: El cuidado diario es fundamental. Combiná el uso de productos buenos y adecuados a tu pelo. Consultá con tu estilista cuáles necesitás e invertí en ellos.

Agua fría: En algunos países el agua se caracteriza por tener muchos minerales así que lo indicado es que cuando lo enjuagues lo hagas con el agua lo más fría posible. De ese modo estarás evitando que se depositen cal y otros minerales.

En Blond House creemos que tu pelo debe ser parte de la premisa al momento de tomar una decisión de este estilo. Como especialistas en rubios y decoloración te recomendamos siempre visitar un atelier confiable con el que hables francamente sobre tus expectativas y la realidad. Caer en una decoloración casera podría dejar tu pelo en un estado que llevaría meses de recuperar. 

Francisco Fernandez Blond House*Francisco Fernández, es estilista y colorista, director y color artist de Blond House y columnista de Eme de Mujer.

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Bethel Model Glam abrirá la temporada en Punta del Este

Lourdes Rapalin y una empresa que cumple 15 años
Leer más