Todo lo que los padres deben hacer

por Fanny Berger*

Los padres tienen muchas tareas que realizar con respecto a sus hijos. Las dividimos en dos grupos: conductas  o tareas instrumentales  y otras denominadas tareas educativas.

Publicidad

En el primer grupo observamos que   todo progenitor se desempeña como  chofer, vale decir que lleva a su hijo al colegio, a todos las actividades extra curriculares, a fiestas, acompañante terapéutico , lo alcanza a la psicóloga, psicomotricista, psicopedagoga, fonoaudióloga,  personal shopper  ya que pasa horas hasta que dada la cantidad de ofertas posibles el hijo decide que se comprará.

Estas funciones de chofer, acompañante terapéutico, personal shopper todos los padres las realizan sin pensar, dan por sentado que tienen que cumplirlas.

Existen otras que denominamos educativas que son muy importantes y que se desempeñan en el hogar a través del ejemplo que transmite la  conducta de los progenitores. Ellas son la educación emocional de sus hijos, y la transmisión valores para la vida diaria.

Las conductas o tareas educativas tienen un profundo impacto en la evolución y maduración de los niños. Sin embargo muchas veces no están definidas en forma consciente. Dentro de este grupo están todas las acciones de los padres para satisfacer las necesidades afectivas de su descendencia. Esas conductas se expresan en tres modos:   Primero todo padre tiene que fijar límites a su hijo para que éste último se sienta amado por él. En segundo lugar todo padre contiene o sostiene psicológicamente a su hijo para que este se sienta protegido y seguro.  En tercer término el progenitor debe contar la verdad familiar para que el pequeño sienta confianza.

Otra tarea incluida dentro de las funciones parentales educativas es ayudar a sus hijos a reconocer e identificar sentimientos y emociones placenteras y displacenteras. Un ejemplo es si un hijo está frustrado y grita,  el padre le puede decir te enojaste porque no te dejé ir a tal lado a la casa de Juan. Así el niño se da cuenta de lo que siente y puede decidir qué hacer con su irritación. En lugar de gritar puede decir que siente con rabia. Esto produce un marcado alivio y mejora adaptación a la vida diaria

Las conductas parentales educativas no se pueden tercerizar

En cambio las instrumentales sí. Siempre pueden encontrar a alguien que oficie de chofer o que acompañe de los chicos. Cuando no se realizan dichas tareas los niños crecen con muchas carencias afectivas que tratarán de llenar en su juventud y vida adulta. En muchas ocasiones en forma destructiva y negativa para ellos, con adicciones, a sustancias, conductas  o vínculos con determinadas personas. Además serán siempre personas con intensos miedos y profundas tristezas que no podrán utilizar todos sus recursos personales.

Durante la educación de tus hijos es imprescindible que disminuyas tu velocidad diaria, baja de quinta a segunda para educar a tus hijos, acordate que los  colegios enseñan y los padres educan en el hogar y que es parte de la herencia emocional que podes dejar le a tu hijo y además nunca la perderá.

 

fanny berger ok

*Fanny Berger, psicóloga gestáltica. Podés contactarla en su web o página de facebook