¿Tu pareja ronca? Así puede afectar tu salud

Como la mayoría de las parejas saben, no hay nada peor que no dormir en toda la noche por los ronquidos del otro. Pero, según la ciencia, el problema es que tener una pareja que ronca no sólo es molesto, sino que también podría ser malo para tu salud.

Un estudio realizado por un grupo de científicos del Colegio Imperial de Londres analizó el efecto que el ruido tiene en el sueño y reveló que un compañero que ronca puede elevar la presión arterial de la otra persona. Tras monitorear a 140 voluntarios que vivían en hogares, cerca de Heathrow y otros tres aeropuertos europeos, descubrió que los ronquidos tienen el mismo impacto en la presión arterial de una persona, que el ruido de un avión que vuela bajo o un camión que retrocede en la calle. De hecho, el tipo de sonido o su origen no son importantes, lo que en verdad importa es el volumen.

Publicidad

En otras palabras: cuanto más fuerte sea el ruido, mayor será el aumento de la presión arterial en 0.66 mm Hg por cada aumento de 5 decibelios, según The Independent. Así que los ronquidos aumentan la presión arterial y, por ende, incrementan el riesgo de padecer hipertensión para quienes los oyen. ¡Y no sólo eso! La presión alta es un factor de riesgo para enfermedades cardíacas, demencia, infartos y enfermedades renales.

¡Y es malo para la relación! El simple hecho de que tu pareja no te deje dormir por sus ronquidos puede provocar problemas en el vínculo. Y si no se puede hacer nada al respecto, o quien ronca no quiere hacer nada al respecto, obviamente los problemas se irán haciendo más grandes con el tiempo.

De hecho, la dificultad para dormir podría provocar una separación permanente o, en su defecto, optar por dormir en habitaciones separadas.

Estos conflictos, por tener un impacto negativo en tu relación, también provocarán efectos secundarios en tu cuerpo, como estrés, ansiedad, o incluso problemas gastrointestinales. Y si las peleas son constantes, tu sistema inmune también podría verse afectado.

Cómo se ve afectado tu cuerpo:

  • Mala calidad de sueño
  • Cambios de humor e irritabilidad
  • Mala concentración y pérdida de memoria
  • Depresión, ansiedad y estrés
  • Hipertensión
  • Problemas renales y cardiovasculares
  • Defensas débiles
  • Obesidad
  • Demencia
  • Infartos y accidentes cerebrovasculares

Si tu pareja ronca demasiado y a ti te preocupa tu salud, hay un estudio que dice que una planta de ananá puede ser la solución. Y, de hecho, esta teoría está respaldada por la NASA. Según sus estudios, estas plantas producen oxígeno y mejoran la calidad de aire durante la noche, lo cual puede prevenir los ronquidos.

Y si has intentado varios cosas y no funcionan… ¿por qué no probar esto?

Por: Andy Bouchot. Podés leer esta nota en Eme de mujer México

Escrito por
Más de Eme de Mujer

“Uruguayas Rebeldes”, el libro de Soledad Gago que reconoce a las pioneras

La autora reconoce y celebra la vida de las uruguayas que se...
Leer más