Cómo ahorrar energía en casa

Para ahorrar energía basta con adoptar algunas simples prácticas. Además de gastar menos, podés sumar un granito de arena y cuidar el medio ambiente. Además tener un hogar más ecológico repercutirá en tu calidad de vida propia y la de tu familia. 

Encendido y apagado
¿Por qué no aprovechás al máximo la luz natural? Los colores claros en las paredes y los espejos ayudarán a multiplicar la claridad. Por supuesto, no olvides de apagar la luz al salir de una habitación: dejar tres habitaciones iluminadas equivale al consumo de la heladera.

Publicidad

Utilizá la escalera
Sí, es cómodo, pero su consumo eléctrico es astronómico. A menos que vivas en una casa de un solo nivel, o en un piso 15, conviene que optes por subir y bajar por las escaleras. Como beneficio adicional tendrás unas piernas torneadas sin darte cuenta.

Desenchufá los cargadores
Además de los electrodomésticos, cada gadget tiene su cargador. Al sumar los de celulares, la computadora, tabletas y radios descubrirás por qué la cuenta de luz no baja. Cuando veas que las batería están en 100% desconectalos todos. De lo contrario, seguirán consumiendo energía.

Planchado y secado
Otra de las formas para ahorrar electricidad en casa es limitar los tiempos para lavar la ropa, secarla y plancharla. En primer lugar, optá por tenderla al aire libre; después, tratá de agrupar las prendas arrugadas para terminar con esta labor en una hora. Aunque no lo creas, esos 60 minutos encendida, son iguales que 20 horas de televisión.

Focos led
Tanto los expertos en diseño como en temas medioambientales no dejan de recomendar los bombillos LED. Podés ir cambiándolos poco a poco, ya que no son nada baratos; pero es un gasto que será retribuido en algunos meses. No olvides tener al menos dos de repuesto.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer Venezuela