Consejos para irte a vivir sola y no frustrarte en el intento

Vivir sola puede ser uno de los retos más grandes cuando sos joven. No solo es hacerte la comida a pesar de lo exhausta que estés; es también pagar los servicios, hacer las compras, limpiar, etc.

Cuando crees que todo es libertad, te das cuenta de que eso viene de la mano con la responsabilidad. Aunque vas a disfrutar mucho estar en tu propio espacio, debés reconocer que tendrás tareas por cumplir para vivir en armonía. Para que no falles y lo hagas espectacularmente, te pasamos unos consejos.

Publicidad

Planificá los días para limpiar la casa
Al principio puede resultar un poco difícil. Pero con disciplina irás adaptándote a esa nueva rutina hasta que la hagas casi en modo automático. Recuerda:

Evitá esperar que la ropa se acumule para lavarla
Típico que antes estábamos acostumbradas a que en casa de nuestros papás alguien se encargara de limpiar nuestras prendas, pero ahora que estás por tu cuenta, no caigas en el error de esperar a último momento para lavar.

Creá un inventario de comida
A diario echa un vistazo por si falta algo, así tendrás todo en orden y podrás alimentarte como se debe sin que te falte un ingrediente.

Realizá un seguimiento de las finanzas personales
Ya no podrás pedir dinero a tus papás, eso quedó en el pasado. Por esta razón debés ser justa y muy disciplinada: evitá a toda costa gastar dinero en cosas innecesarias. Te recomendamos seguir la regla de 50-30-20: 50% para gastos básicos (comida, servicios, transporte), 30% para ahorros y 20% para gastos personales (alguna cita, peluquería, comida rápida).

Aprendé a cocinar
Esto es indispensable. Actualmente hay muchas maneras de hacerlo y el más sencillo son los tutoriales de Youtube.

Ambientá tu casa a tu gusto.
Cuando finalmente tienes tu propio hogar, adornarlo como más te gusta te hará sentirte a gusto. Inspírate y arregla tu casa como más te provoque. Al principio trata de ser lo más básica posible pero verás como poco a poco tu hogar tomará forma y podrás amueblarlo como desees.

Comprá una caja de herramientas
Jamás sabremos lo que pueda llegar a pasar en el futuro. Si se rompe una tubería o hay que hacer algún arreglo rápido, tener los instrumentos necesarios para repararlo, es indispensable. No es necesario que los sepas usar, siempre habrá un vecino que te podrá tender la mano.

Prepará una caja de medicamentos y primeros auxilios
Compra las instrumentos que necesites para tu cuidado personal, nunca sabemos cuándo aparecerá dolor de estómago o cuando necesitarás unas vendas.

Aprendé conocimientos básicos sobre plomería y electricidad
Aunque nada suplanta los conocimientos de un profesional, saber sobre estos temas te ayudará a saber el origen de algún problema que se presente.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer USA

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Las barreras que frenan la lactancia materna

Según un estudio de UNICEF sólo el 41% de los bebés del...
Leer más