Construyeron una habitación para el perro y los resultados son increíbles

Molly no puede estar más contenta: además de una familia que la mima y hace los gustos, ahora cuenta con su propia habitación bajo la escalera, un ambiente decorado con estilo y a medida de esta pequeña West Highland white terrier.

Todo surgió por la llegada de un bebé a la familia y la necesidad de consentir y dar un espacio adecuado a la mascota de la casa. El lugar escogido fue el hueco de la escalera, entre el living y la cocina, una locación ideal para estar cerca de la familia en los momentos de descanso y diversión.

Publicidad

En su nuevo cuarto, Molly tiene su propio sillón lleno de muñecos,portaretratos en las paredes y una alfombra de bienvenida que reza “aquí vive un perro mimado”. Más de uno querría esa vida de perros, ¿no?

Mirá cómo fue el proceso de construcción hasta lograr el cuarto ideal para Molly:

 

"Bigger than I thought, around 4 square meters"

Posted by Love What Matters on Tuesday, January 23, 2018

"Most importantly… don’t want Molly to be scared of the space, so in for an early look. Definitely going to be big enough!"

Posted by Love What Matters on Tuesday, January 23, 2018

"Space cut out… I can now see what space we have to play with."

Posted by Love What Matters on Tuesday, January 23, 2018

"Flooring goes down."

Posted by Love What Matters on Tuesday, January 23, 2018

"All moved in, proud as punch!"

Posted by Love What Matters on Tuesday, January 23, 2018

"Loves the cosy corner."

Posted by Love What Matters on Tuesday, January 23, 2018

"Finishing touches with her sign and peronalised leash/harness hook."

Posted by Love What Matters on Tuesday, January 23, 2018