Dormitorio antiestrés: seis claves que debes seguir

Tras un largo día de trabajo, lo primero que querés hacer es llegar a tu dormitorio y tirarte a descansar un rato. Sin embargo, encontrar un cuarto oscuro o desordenado, no te dejará encontrar esa tranquilidad que buscas. Sigue estos consejos para poder decorar una habitación antiestrés:

1. Elegí colores neutros. Es ideal que las paredes de tu dormitorio tengan colores claros, ya que son aliados al momento de conciliar el sueño. El blanco, beige y el gris proporcionan menos estimulación y le dan a tu cuarto una sensación de paz.

Publicidad

2. No la llenes de adornos. Está bien que te gusten algunos cuadros o pequeños adornos, pero no te excedas en ponerlos en cada rincón de tu dormitorio. Tu vista se cansará al ver tantas cosas.

3. Guardá tu ropa. Así llegues cansada y no tengas ganas de hacer nada, date un tiempo para colgar la ropa en su lugar y no dejarla amontonada en una silla. Cargará mucho el ambiente y te estresará.

4. Ventilala constantemente. Si no querés que tu dormitorio almacene olores desagradables o se siente muy cargado, tratá de abrir las ventanas para que corre el viento cuando no estés dentro de él.

6. Olvidá tus dispositivos electrónicos. Si bien no es un tema de decoración, si querés no estar estresado en tu habitación, guarda tu celular y apagá el televisor antes de dormir. El cuerpo necesita la mayor cantidad de paz posible dentro del cuarto.

Escrito por
Más de Eme de Mujer