¿Estás con tu hijo el tiempo que él necesita?

Por Fanny Berger*

Los niños necesitan a sus padres cerca, atentos a lo que les sucede emocionalmente en la vida diaria. Ellos necesitan cantidad y calidad de tiempo con sus progenitores, sobre todo en los primeros años de vida.

Publicidad

No se puede terciarizar la educación en manos de otras personas. Los centros educativos enseñan y los padres educan en el hogar. Mientras que enseñar está relacionado con aspectos cognitivos e intelectuales, educar tiene que ver con temas psicológicos, de conducta y de valores. Si tu hijo concurre a un buen colegio no por ello estás eximido de educarlo en casa. Para eso se necesita tiempo con ellos y estar con las antenas bien abiertas decodificando lo que necesitan.

Los padres tienen que disponer de tiempo cronológico y de calidad. Pasar tiempo con el niño no es estar a su lado con el celular prendido y atento a los whatsapps que llegan. Sabemos que los padres están muy exigidos, con mucho trabajo y obligaciones y por eso les cuesta desenchufarse de las redes y de sus preocupaciones aún cuando están con sus hijos.

Estas conductas parentales despiertan emociones y sentimientos. Los niños se sienten no mirados, no tenidos en cuenta, con un profundo sentimiento de soledad. No pretendemos llenarlos con culpa, por el contrario queremos transmitir las consecuencias que puede tener en el largo y trabajoso proceso de educación la falta de cantidad y calidad de tiempo.

No podemos organizar tu agenda diaria pero sí te brindaremos pistas para mejorar el vínculo padre-hijo; lineamientos para atender las necesidades afectivas de tus hijos cuando estés con ellos.

  1. Respirar profundamente varias veces, soltando todos aquellos pensamientos negativos, obligaciones o preocupaciones del mundo adulto
  2. El único foco de tu atención será tu hijo y así podrás captar y saciar sus necesidades emocionales.
  3. Atenderlos no significa complacerlos, no hay que necesariamente hacer y/o comprar lo que ellos quieren.
  4. Así podrás estar atento a lo que ellos necesitan psicológicamente de ti.

En estos tiempos postmodernos todos corren sin pausa. Para educar se necesita tiempo juntos y una actitud madura y calma. Con la presencia física, el padre observa y guía a su hijo a través de miradas, gestos, palabras. Con la presencia emocional, que implica que la atención esté puesta en los niños, se educa y acompaña en su vida cotidiana. Así podrán enfrentar los desafíos de la vida y salir fortalecidos. De esa forma sentirán que hay un adulto fuerte y firme que los contiene y les marca el camino y el paso por dónde y cómo transitar.

Hay padres que pueden mirar a sus hijos con el lente de la empatía y se dan cuenta de sus sentimientos displacenteros como la rabia, la culpa o los miedos. Así vivirán la infancia, que es una etapa muy importante para su futura vida, como niños jugando y aprendiendo bajo la mirada amorosa de los adultos importantes en sus vidas. Es verdad que muchas madres tienen que trabajar largas horas, pero a pesar de eso los niños necesitan siempre un adulto, de lo contrario crecerán sintiendo una profunda carencia afectiva.

Con respecto a la calidad del tiempo es necesario que el adulto ponga toda su atención en el niño, a veces postergando sus propias necesidades, sabiendo que ellos los necesitan mucho. Educar hijos en estos tiempos requiere tiempo cronológico y personal.

*Fanny Berger, psicóloga gestáltica. Podés contactarla en su web o página de facebook

 

Escrito por
Más de Equipo Eme

Por acá y por allá: Oporto con niños

10 opciones para disfruta de esta ciudad portuguesa
Leer más