Jardín Urbano: pensando en un cerco para mi jardín

Por Pablo Machado, director de Jardín Urbano*

Junto a los arboles, los cercos son de las plantas más importantes a la hora de pensar un jardín. Los primeros tardan años en crecer y cualquier cambio es complicado; los segundos enmarcan la casa y nos dan independencia frente a la vista de vecinos y transeúntes.

Publicidad

Antes que nada, debemos pensar si queremos cercos de follaje caduco o persistente, perfumado o no, de follaje interesante en otoño, de bajo mantenimiento, de crecimiento rápido, plantas comunes o alguna fuera de las más conocidas. Pensaremos si serán arbustos, plantas trepadoras o una combinación. También decidiremos si será un cerco de una sola especie o de varias.

Luego de tomar estas decisiones, tomaremos un papel y un lápiz para hacer un esquema de cómo se verá nuestro cerco en las diferentes estaciones. Allí estableceremos a que distancia se plantarán los arbustos y trepadoras.

Entre las trepadoras más comunes tenemos los Jazmines blancos perfumados, las Trompetas de fuego naranjas y rosadas y la Trompetita naranja. Entre las trepadoras más raras están la Petrea volubilis, el Jazmín de Chile, la Akebia Quinata y la Aristolochia.

En otra entrega hablaremos de los arbustos ideales para cercos, perfumados y coloridos.

Recordá que el viernes 6 de noviembre Jardín Urbano inicia su último taller de huerta del año. Podés ver más información e inscribirte aquí.

 

 *Pablo Machado es director de Jardín Urbano. Se dedica al diseño de jardines y dicta cursos de jardinería y paisajismo desde hace más de 20 años. Podés seguir sus tips en Eme de mujer y también en su página de facebook.

Escrito por
Más de Equipo Eme