Perros o gatos en el trabajo bajan el estrés y aumentarían la productividad

Según investigaciones recientes, la presencia de una mascota en los lugares de trabajo -en especial perros y gatos- no sólo reduce el nivel de estrés, si no que además podría aumentar la capacidad productiva del empleado.

De hecho, Marie-José Enders, quien estudia la relación entre los animales y humanos en la Open University, asegura que las mascotas en la oficina pueden ayudar a reducir los niveles de cortisol, una hormona que se libera como respuesta al estrés.

Publicidad

“Definitivamente es bueno para el ambiente de trabajo tener un perro en la oficina“, precisó Marie-José Enders. Y agregó: “No solo su nivel de cortisol disminuye cuando acaricia a un perro, también produce más de la hormona oxitocina, lo que lo hace sentir más relajado y feliz”.

En el mismo sentido, una investigación de la Virginia Commonwealth University mostró que la gente experimenta menos estrés cuando hay un perro cerca. Para comprobarlo, los investigadores tomaron muestras de saliva de los trabajadores de una empresa y advirtieron que aquellos que tenían contacto más tiempo con sus mascotas, al final del día presentaban niveles muchos bajos de cortisol que aquellos que no tenían animales.

Asimismo, según un informe de Bizneo HR, una empresa dedicada a mejorar los procesos de RR.HH. en las empresas, el 30% de los encuestados aseguraron que estarían dispuestos a trabajar durante más horas si estuviesen acompañados de su mascota. Más aún, hasta 2 de cada 5 creen que las políticas pet-friendly mejoran la conciliación entre la vida laboral y familiar.

Como mirar un hogar
En este contexto, en empresas como Google ya no es raro ver cómo los empleados llevan a sus perros a la oficina. Una tendencia que confirmaron en LinkedIn, la red social orientada a la búsqueda de trabajo, donde aparecieron 75 vacantes en compañías holandesas que mencionan a un perro de oficina.

Respecto de cuál es la mascota adecuada para disminuir los niveles de estrés, el psicólogo conductual Lotte Spijkerman opinó que perros y gatos tiene el mismo efecto positivo. Además, agregó que ver peces también puede ser muy relajante. “Una pecera tiene el mismo efecto en las personas que mirar un fuego de hogar”, aseguró el profesional.

Ambos especialistas también coincidieron en que las mascotas favorecen las relaciones interpersonales. “Son un gran rompehielos”, dijo Spijkerman. Mientras que Enders, asegura que las personas con un perro son percibidas como más amigables.

Fuente: GDA/La Nación/Argentina

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Científicos recomiendan no cocinar con utensilios de plástico a más de 70°

Según los investigadores, a esa temperatura los aparatos liberarían una sustancia tóxica...
Leer más