Niños muy preocupados: la ansiedad en los más pequeños

Por Fanny Berger*

Hace unos años era impensable que los niños sufrieran de trastorno de ansiedad generalizado como los adultos. Hoy vemos en consulta pequeños muy preocupados por distintos temas como rendimiento escolar, salud, amigos, deportes, fiestas, etc.

Publicidad

La característica principal es la presencia de ansiedad que es muy excesiva (intensa ), generalizada(diferentes y variados áreas) y no es causada por estímulos reales. Ante un partido de determinado deporte, una fiesta, una prueba, el niño o joven se ponen muy tensos y aprensivos. En ciertas situaciones llegan a tener problemas para conciliar y mantener el sueño.

Ellos temen e imaginan futuras desgracias y a su vez son invadidos por pensamientos del pasado sobre imperfecciones menores que sienten que cometieron.

Estos niños se autocritican por no haber sido perfectos, hecho que es ilógico pero se angustian mucho aunque la causa no es real. Además cuando están en la clase o en una reunión se ponen muy tensos pues temen no ser aceptados por sus compañeros, hasta rechazados y hacer el ridículo. Anticipan desgracias en distintas áreas de su vida y las sienten como que ya están sucediendo. También somatizan o sea que tienen nauseas, vómitos, dolor de cabeza, alergias, etc. Lo peor es que sufren y no logran relajarse pues son invadidos por ideas negativas que son vivenciadas como reales.

Evitan ir a lugares de disfrute por sus intensas preocupaciones. Tienden a ser tímidos, pasivos, sumisos y parecen pequeños adultos en su forma de hablar y conducirse lo cual puede causar el alejamiento de sus amigos. En menor cantidad muchos niño con trastorno generalizado de ansiedad son extrovertidos y agresivos.

Las causas del trastorno de ansiedad generalizada son múltiples, biológicas, psicológicas y están relacionadas con la forma de crianza. Vale decir que padres temerosos pueden transmitir sus propios miedos a sus hijos en forma no consciente.

Proponemos utilizar la Terapia de Alcance Breve (TAB) para niños con trastorno de ansiedad generalizada. El TAV consisten en cinco sesiones, para niños, mientras que para adolescentes depende del grado de severidad, y pueden necesiarse más sesiones para que aprendan a gestionar sus preocupaciones.

El punto principal del trastorno de ansiedad generalizado, cuyo síntoma principal es la preocupación exagerada, implica vivir preocupados por situaciones que ya pasaron y no podemos cambiar o por hechos que fantaseamos y no tienen certeza que ocurrirán. Es realmente un gasto energético que consume mucho tiempo y debilita al pequeño.

El primer paso es aceptar que está demasiado preocupado. En segundo lugar confrontar dichas preocupaciones con la realidad, poder ver que son creadas por la fantasía. En tercer lugar aprender a soltar pensamientos negativos y sentimientos no placenteros situados en el pasado o futuro . En cuarto lugar desarrollar la confianza y utilizar la energía en aprender, crear y disfrutar

Padres consulten a un psicólogo clínico de niños, eviten el sufrimiento y que ellos desarrollen futuros trastornos de ansiedad.

fanny berger ok

*Fanny Berger, psicóloga gestáltica. Podés contactarla en su web o página de facebook

Escrito por
Más de Eme de Mujer