¡No seques tu ropa dentro de la casa!

Colorful clothes hung out dries in the dryer.

Si tenés la costumbre de tender la ropa húmeda dentro de tu casa, es mejor que dejes de hacerlo, sobre todo si tenés asma.

Una investigación realizada en el Centro Nacional de Aspergilosis de Manchester aseguró que la ropa recién lavada contiene casi dos litros de agua que tienden a liberarse en el ambiente.“La mayoría de las personas son inmunes a los hongos que crecen en estas condiciones húmedas”, explicó el profesor David Denning.

Publicidad

Sin embargo, a aquellos que tienen el sistema inmune debilitado o dañado, es decir, pacientes de cáncer en quimioterapia, enfermos con VIH o con una enfermedad autoinmune, los hongos pueden ocasionarles aspergilosis pulmonar, condición que genera un daño irreparable.

Las personas que sufren de asma, rinitis y alergias, también pueden verse afectadas por este simple hábito, ya que la humedad que se desprende de la ropa favorece la multiplicación de ácaros.

Esos fueron los resultados del estudio realizado por la Unidad de Investigación de Arquitectura Ambiental Mackintosh en Glasgow en Reino Unido, quienes descubrieron que en varias casas tenían niveles altos de humedad, y la tercera parte era causado por dejar secar la ropa en el interior.

Tras la investigación los expertos recomiendan poner en práctica estos consejos para secar la ropa si no se tenés una secadora:

* Evita colocar la ropa húmeda en los radiadores, puedes dañarla. Además aumentará los niveles de humedad en un 30%, lo que permite el desarrollo de hongos y moho.

* Al tender la ropa en el tendedero separala lo más que puedas, así tendrán una mayor circulación de aire y no se contagiará la humedad.

*  Torcé bien las prendas y sacudila antes de tenderla, retirarás mayor cantidad de agua para luego estirala lo máximo posible.

* Las prendas gruesas deben tenderse al revés. Una vez que la parte de arriba se seque, tendrás que girarla de nuevo así se secará más rápido.

* Si necesitás que una prenda se seque rápido, podés utilizar un secador de cabello. Dejá una distancia prudencial para evitar que se dañe la tela.

Escrito por
Más de Eme de Mujer