Preparar el sueño de los niños para el inicio de clases

Las vacaciones son sinónimo de mucha libertad. Los niños se acuestan más tarde, no tienen necesidad de madrugar y los horarios son más flexibles. Pero el inicio de clases es inminente y hay que volver al ruedo.

Para que el cansancio no le gane a los más pequeños es necesario ajustar ya la rutina de sueño (esto vale también para los adultos). Los expertos recomiendan que los niños en edad escolar (entre 6 y 12 años) deben dormir entre 9 y 12 horas por día. Por su parte, los adolescentes necesitan como mínimo entre 8 y 10 horas.

Publicidad

Las buenas noches de sueño repercuten en el desarrollo de los infantes y también en su capacidad de aprender. Así las cosas es bueno empezar hoy a poner en práctica rutinas que favorezcan el irse temprano a dormir porque de lo contrario el inicio de clases se hace muy cuesta arriba.

Esperando a Morfeo.
– A la hora de irse a la cama es útil establecer rutinas. Cena, baño y cama. La hora de sentarse en la mesa puede ser un buen preámbulo para conversar sobre miedos e inseguridades que se presentan en la previa de las clases.
El bañarse permite bajar las revoluciones del día, lavarse los dientes, ponerse el pijama, ya preparan al pequeño para irse a su dormitorio.
– En el cuarto vale la pena bajar las luces, leer un cuento, escuchar algunas canciones y dormir. El uso de pantallas no ayuda, así que celulares, tablets y el televisor no son bienvenidos en los dormitorios.
–Vale usar aromaterapia, la lavanda es especialmente relajante y ayuda a descansar. Podés usar un almohadón con lavanda, un hornillo donde poner aceite esencial o simplemente cortar unas flores de lavanda y colocarlas cerca de la almohada o la cama.

Si tu hijo ya sabe contar, la técnica del 4-7-8 es infalible y te dejará dormida también a tí en un minuto.

¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestros hijos? ¿Cómo podemos atravesar de mejor manera estas semanas tan relevantes? son algunas de las interrogantes que la Sociedad Uruguaya de Pediatría (SUP) contesta a través de la nota Consejos (para grandes y chicos) en un nuevo inicio de clases.

Lucía Maurente, médica, Profesora adjunta de pediatría e Integrante Comisión Directiva de la SUP, de cara al inicio de clases, además sugiere:
Evitar las “corridas”, levantarse con tiempo para desayunar y permitir que el niño se maneje con autonomía, realizando acciones acordes a su edad, tales como vestirse, higienizarse, acordarse de su mochila y su vianda.
Contar con recetas que sean fáciles, sencillas y gustosas para la preparación de almuerzos y meriendas, teniendo en cuenta el papel clave que cumple una alimentación saludable basada en las recomendaciones nutricionales propias de los niños, niñas y adolescentes. Es decir, una alimentación donde las frutas, las verduras, los lácteos y las proteínas deben predominar, y donde es preferible evitar las grasas y los alimentos ultraprocesados. Para esto, elaborar una planificación semanal del menú será de gran ayuda para luego realizar las compras y facilitar lograr una mejor organización.
Organizar lo que se lleva en las mochilas: colocar lo necesario y que cada niño sepa qué es lo que posee en su interior.
Realizar un calendario compartido con los niños sobre las actividades y sus respectivos horarios. Esto es útil para construir la noción de tiempo y hacerlos partícipes de las responsabilidades.
Habilitar el tiempo para el juego, para que imaginen y desarrollen la creatividad disminuyendo a menos de 90 minutos diarios la exposición a pantallas, ya sea televisión, tablet, celular, videojuegos u otros formatos similares.

Escrito por
Más de Eme de Mujer

“Uruguayas Rebeldes”, el libro de Soledad Gago que reconoce a las pioneras

La autora reconoce y celebra la vida de las uruguayas que se...
Leer más