Productos, cremas y geles para la dentición: ¿cuáles son sus riesgos y qué hacer?

Foto: Europapress

Con demasiada frecuencia, los padres recurren a medicamentos y productos para aliviar las molestias de la dentición, algunos de los cuales podrían resultar perjudiciales para la salud de los menores, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés).

Calmar el dolor en las encías de los niños con medicamentos recetados, de venta libre, homeopáticos o mordedores pueden parecer buenas opciones, pero pueden ser peligrosos y provocar lesiones graves o incluso la muerte. Algo parecido es lo que ocurre en el caso de niños más mayores con necesidades especiales que usan complementos para la estimulación sensorial.

Publicidad

En este sentido, la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda formas alternativas para tratar el dolor de las encías, como frotarlas con un dedo limpio o proporcionar un anillo de dentición hecho de goma dura para masticar. En el caso de los niños con necesidades de estimulación sensorial, como los pacientes con autismo o trastorno por déficit de atención con hiperactividad, es mejor que los padres y cuidadores pidan consejo directamente a su médico sobre opciones más seguras para redirigir la masticación de ropa o partes del cuerpo.

En promedio, los niños comienzan la dentición alrededor de los cuatro a siete meses y tienen un total de 20 dientes de leche a los tres años. Según la AAP, los síntomas ocasionales de la dentición incluyen irritabilidad leve, fiebre baja, babeo y ganas masticar algo duro.

Los riesgos de los artículos para la dentición
Muchas veces existe el riesgo de que los niños muerdan collares, pulseras y otros abalorios hechos de ámbar, madera, mármol o silicona para aliviar el dolor de las encías. Sin embargo, existen otros especiales para la dentición que están hechos de plástico o goma dura.

Existen riesgos graves asociados con el uso de abalorios comercializados para aliviar el dolor de la dentición, como asfixia, estrangulación, lesiones en la boca e infecciones.

Las cremas y geles también tienen riesgos
Los adultos, en ocasiones, tratan de aliviar al bebé frotando medicamentos para adormecer las encías. Pero la FDA advierte contra el uso de cualquier tipo de medicamento tópico para tratar el dolor de dentición en niños, incluidas las cremas y geles de venta libre o las tabletas de dentición homeopática, ya que “ofrecen poco o ningún beneficio y están asociados con un riesgo grave”.

La benzocaína, un anestésico local, es el ingrediente activo de varios productos para el cuidado de la salud oral, que no deben usarse para la dentición porque pueden ser peligrosos y no son útiles. El uso de geles, aerosoles, pomadas, soluciones y pastillas de benzocaína para el dolor bucal y de las encías puede llevar a una condición grave, llamada metahemoglobinemia, en la que se reduce considerablemente la capacidad de transporte de oxígeno de los glóbulos rojos.

Los medicamentos recetados y de venta libre con benzocaína para el cuidado de la salud oral también se usan ampliamente en adultos. Los médicos y dentistas a menudo usan aerosoles que contienen benzocaína para adormecer las membranas mucosas de la boca y la garganta o para suprimir las nauseas durante procedimientos médicos y quirúrgicos. Sin embargo, los aerosoles con este componente no están aprobados por la FDA para estos usos.

Fuente: La Prensa Gráfica / El Salvador / GDA

Escrito por
Más de Eme de Mujer

La columna de los dientes: Lluvia de Implantes

Columna del Dr. Álvaro Heller, director de Biosmile
Leer más