Tips para pelar ajos fácilmente y sin mucho olor

El Allium Sativum se cultiva desde hace 7000 años y no solo se emplea en la gastronomía, también en la medicina y farmacología. Esto ocurre por sus propiedades antibióticas, desinflamatorias y bactericidas.

A pesar de su tamaño, estas raíces bulbosas tienen un olor penetrante que no es muy agradable. Si sos de las que sufre tratando de quitarles la piel y al cortarlos, no dejes de probar estas alternativas.

Publicidad

Aplánalos
Si tenés una cabeza de ajo, primero deberás romperla un poco hasta extraer la cantidad de dientes que necesites. Colocalos en tu tabla de cortar –preferiblemente de madera– y con un cuchillo de hoja ancha o espátula presioná gentilmente. Podés hacer un único movimiento, más fuerte, o en algunos toques. Verás que podrás retirar la cáscara sin mayor problema.

Dos cuencos
Otra de las opciones rápidas es la técnica de los dos recipientes, una de las favoritas de los chefs. Para esto, debés separar los dientes con los que vayas a cocinar, ponerlos en un bol y taparlo con el otro. Agitá con ganas por unos veinte segundos y destapá. Encontrarás todas las cáscaras separadas y la mayoría del ajo intacto y listo para usarse. Si no querés tocarlos, no olvides usar guantes.

Ondas de calor
Para no repetir estas acciones con mucha frecuencia, podés optar por hacer un lote semanal. Para esto, el microondas será tu mejor aliado. Solo calentá la cabeza de ajo por unos 15 segundos y retirá. Deja que enfríe y, luego, apretá una de las puntas: ¡saldrán los dientes por sí solos! Esto ocurre porque al entrar en calor, la cáscara pierde humedad y se vuelve más seca.

Tip Eme
Los dientes que no vayas a usar, conservalos en tarros de vidrio en la parte alta de la heladera.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer Venezuela

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Ciudad en EE.UU. podría cobrar multa a padres de los niños que hagan bullying

La propuesta ya fue aprobada en primera instancia y será evaluada por...
Leer más