Tips para que los ambientes de tu casa luzcan más amplios

Una de las ventajas de una habitación pequeña es que limpiarla no te llevará tanto tiempo. Sin embargo, dependiendo de sus colores y la distribución de los muebles, un espacio tan reducido puede resultar agobiante.

Si estás buscando un espacio acogedor e íntimo, el uso de piezas tapizadas suaves y ajustadas, tonos oscuros y cálidos y una iluminación espectacular, un pequeño rincón puede convertirse en un maravilloso espacio privado.

Publicidad

Aunque si sentís la necesidad de estirarte en tu pequeño espacio, podés hacer algunos cambios de decoración para que el área se vea y se sienta más grande. Sin mover ninguna pared.

Cuidá los colores
Al momento de pintar lo más importante es elegir colores claros, pues estos permiten que la luz refleje y se produzca el efecto de amplitud que buscas. En tanto, los colores oscuros reducen el espacio.

Combiná tus adornos y accesorios
De igual manera es importante mantener un estilo monocromático, jugando con las diferentes tonalidades del color que elijas para complementar con los accesorios y adornos.

Utilizá espejos
Los espejos y vidrios son un buen recurso. Ayudan a reflejar con profundidad las paredes, el techo y el piso. Colocar un espejo en la toda la pared de un cuarto pequeño hará la diferencia. Puede que no te guste, pero debes admitir que que este recurso siempre hace que una habitación parezca más grande. Otra opción es usar un espejo enmarcado grande en una pared o colocar uno de gran tamaño contra una pared. Obtendrás el mismo efecto de ampliación de sala que un muro espejado. El espacio y la luz se reflejarán para una sensación más abierta.

También podés hacer tu habitación más amplia cubriendo una mesa de centro o mesa auxiliar con un pedazo de placa de espejo biselado. Tal vez, coloca una cómoda o una mesa cubierta con espejos de corte personalizado e instalados para dar con el propósito.

Aprovechá las paredes
Colocando repisas no desperdiciarás ese espacio vertical que te hace falta. Además hay modelos muy variados.

Pensá en los muebles
Es elemental la selección de los muebles y su distribución, ya que esto influirá para lograr ese efecto de amplitud. Si los muebles estorban no importa de qué tamaño sea el cuarto, se verá de menor tamaño. Es preferible elegir muebles pequeños y en poca cantidad.

Mantené el orden
Por último, mantené el orden de la habitación. Deshazte de todo lo que no necesites. Un cuarto libre de cachivaches resulta despejado y limpio. No hay nada que haga que un espacio pequeño se sienta más apretado que tener demasiadas cosas. Elaborá formas de obtener colecciones fuera de la vista. Organizá todo detrás de puertas, faldas de mesa o en estantes. Con las cosas ordenadas y guardadas, el espacio que está a la vista se sentirá ordenado y abierto.

Abrí el espacio
Con muebles que bloquean y que sobresalgan en espacios abiertos, una habitación se verá pequeña. Al mover los muebles hacia afuera y alejarlos de los pasillos, abrirás el espacio y la harás verse más grande.

También podés elegir piezas cortas de muebles como una otomana, una silla sin brazos o una mesa baja. Colocá las piezas grandes y altas a lo largo de una pared, en lugar de hacerlo en el espacio abierto. Si podés ver el piso, la habitación se verá más grande.

Seleccioná tonos suaves y claros
Mientras que los colores oscuros y cálidos hacen que el espacio se sienta acogedor e íntimo, los colores claros y fríos hacen que un espacio se sienta abierto y aireado. Para un efecto óptimo, seleccioná tonos suaves de azules y verdes.

Usá un esquema de color monocromático. Elegí colores que pertenezcan a la misma familia y usá telas de tapicería tejidas tono a tono. Acabados de pared texturizados, telas de cortinas de tonos delicados.

Los colores fríos y delicados en la mayoría de las superficies le dan un aspecto a la habitación más amplia.

Así mismo, los colores de muebles y paredes coordinados en contraste tienden a romper un espacio. Los muebles son menos interrumpidos y tienden a mezclarse con el espacio si están coloreados para que coincidan con el color de la pared.

Iluminá bien
La habitación se verá más amplia si está bien iluminada. Ya sea con luz natural o artificial. Deshazte de las cortinas pesadas y abrí las ventanas para que la luz del exterior entre en el espacio. Agregá más lámparas o instalá iluminación de riel o empotrada.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer USA