Tu vida en orden: Los contenedores (parte 2)

Por Ana Guardado*

¿Qué y cómo vamos a guardar en los contenedores? Por si alguien todavía no sabe quién es Marie Kondo, les cuento que es japonesa y la creadora de un sistema de guardado y doblado de ropa muy diferente al que habitualmente usamos (en pilas o torres).

Publicidad

Dentro de su método Konmari, es lo que se conoce como doblado vertical o sistema fichero que consiste en doblar la ropa de cierta manera que queda como un paquetito rectangular perfecto para guardar en cajones o contenedores. Cualquiera sea la forma de la prenda lo primero que hay que hacer es doblar hasta lograr un rectángulo. Siempre recuerden que para aplicar este sistema necesitan sí o sí cajones o contenedores.

¿Cuáles son los beneficios de este método de doblado y guardado?

*Todo pasa a tener la misma importancia.

*Queda más prolijo

*Vemos todo lo que tenemos. Y si lo vemos lo usamos.

*Aprovechamos mejor el espacio que tenemos.

*Encontramos más fácilmente lo que necesitamos y es más sencillo mantener el orden.

Ya sé qué se están preguntando: ¿la ropa no se arruga más que en el doblado en torre? ¿Es más trabajo?

Y la respuesta es ¡no! El secreto está en doblar bien, por categoría y colores. Y no guardar demasiadas prendas juntas, para que no queden apretadas entre sí, así no se arrugan y poder sacar y guardar con comodidad.

Hasta ahora estoy hablando de ropa, pero los contenedores son herramientas muy útiles en otros ambientes de la casa como la cocina, el lavadero y el baño.

Nos permiten guardar por categorías. Por ejemplo: en el baño se pueden usar para los artículos de higiene y para guardar las cremas o artículos de maquillaje, medicamentos y también para las toallas.

En la cocina podemos usarlos para guardar los paquetes de comida que están abiertos y en otro todos los que tenemos de repuesto, para separar los cubiertos, etc.  En la heladera para separar las verduras o los lácteos.

En el lavadero para separar la ropa blanca de la de color y categorizar los artículos de limpieza. Y así con todas las categorías que generemos en los distintos ambientes de la casa.

Y la pregunta del millón es: ¿si no uso contenedores, no puedo ordenar? ¡Sí claro que se puede ordenar!

Solo que existe la posibilidad de que al poco tiempo todo se mezcle y desordene sobre todo cuando el hábito del orden no está tan incorporado a tu vida…Pero te aseguro que todo se puede adaptar y todo se puede lograr.

Ordená tu casa, ordená tu vida.

   

* Ana Guardado es organizadora profesional de espacios y desde hace un tiempo lleva adelante su emprendimiento Ana Gu. Podés encontrarla en Facebook o Instagram como @AnaGu.blog

 

Escrito por
Más de Equipo Eme

Beneficios de la dieta mediterránea en el envejecimiento

Hace una década fue declarada patrimonio inmaterial de la Humanidad
Leer más