Tu vida en orden: Tiempo de armar valijas

Por Ana Guardado*

¡Ya estamos en enero! Para muchos tiempo de descansar, de hacer playa, de viajar, ¡tiempo de vacaciones! No importa si es un finde o dos semanas seguro que ya organizaste a dónde ir, con quién, cómo viajar y dónde quedarte, pero como siempre armar la valija o el bolso nos genera un poquito de ansiedad y estrés.

Publicidad

Creo que viajar es una de las experiencias más gratificantes y organizar bien nuestras valijas es muy importante para viajar más “liviano”. Así como siempre digo no guardar cosas “por las dudas” también pienso que no se debe llevar “cosas por las dudas”. Llevar de más solo servirá para tener peso extra, las prendas se arrugarán mucho y volverán sin ser usadas. ¡Tenemos que pensar en nuestra comodidad!  

El equipaje se debe armar en función del clima, el lugar y las actividades planeadas, la cantidad de días de viaje, si vamos solos o en familia y como viajamos (auto o avión), ya que las restricciones de lo que se puede llevar son diferentes según cada caso. Sugiero armar la valija dos o tres días antes para poder lavar y tener listo lo que vamos a llevar. Es importante tener noción de las cantidades y para eso podemos ir apoyando en alguna superficie (una silla o la cama) para poder ir evaluando si estamos llevando lo correcto y necesario.

Estoy segura de que te pasa que al momento de armar la valija se llena de tus prendas favoritas. Tendemos a llevarnos de todo. ¡El tema ropa es el que más dolor de cabeza nos da! Lo ideal es llevar conjuntos combinables entre sí, para tener diferentes looks de ropa y en colores neutros. Lo ideal es llevar las prendas inferiores (faldas, shorts y pantalones) en menor cantidad que las superiores, por ejemplo, elegir un pantalón que combine con tres remeras, camisas o buzos diferentes. El calzado elegirlo y pensarlo en función de los conjuntos, del día, la noche y sobre todo la comodidad. ¡Nunca lleves zapatos sin estrenar a un viaje!

Si vas a un hotel, no lleves toallas, secador de pelo y productos de aseo ya que el lugar los proporciona. Si querés llevar los que usas siempre podés pasar los productos a botellas más pequeñas. Y si vas a un lugar donde alquilas, podés chequear antes que cosas incluye el lugar, por ejemplo, toallas, sábanas, mantas y artículos de limpieza e higiene.

Lo ideal es guardar la ropa doblada en sistema fichero o rollitos porque entra más cantidad, pero como consecuencia aumenta el peso de la valija. De otra forma se debe colocar lo más pesado abajo y las prendas más livianas y que no queremos que se arruguen tanto arriba.

También se pueden usar bolsos organizadores que separen las categorías que llevas, y cuando llegas a destino se puede usar el mismo organizador para guardar la ropa en el placard o mantenerla en la valija; es más fácil encontrar y sacar lo que llevas. Los zapatos van en bolsas para no ensuciar y si los acomodamos alrededor de la ropa, evitamos que se aplasten.

También conviene poner la ropa interior, pijamas y los trajes de baño en bolsas de tela. Los artículos cosméticos aconsejo guardarlos en un neceser de plástico impermeable con cierre y en la valija dejarlos arriba, ya que si te la abren es una de las cosas que suelen revisar.

La idea es llenar solo el 70 a 80% de la valija porque seguro que vas a comprar algún recuerdo o regalo que ocupa lugar extra.

No hay una forma correcta de organizar una valija… tenés que ver cuál es la que te resulta mejor y te queda más cómoda a vos.

Ordená tu casa, ordená tu vida.

* Ana Guardado es organizadora profesional de espacios y desde hace un tiempo lleva adelante su emprendimiento Ana Gu. Podés encontrarla en Facebook o Instagram como @AnaGu.blog

Escrito por
Más de Equipo Eme

Beneficios de la dieta mediterránea en el envejecimiento

Hace una década fue declarada patrimonio inmaterial de la Humanidad
Leer más