La uruguaya Gabriela Hearst llevó a Manos del Uruguay a la NYFW 2020

Gabriela Hearst AFP

Prendas de cachemir reciclado y sin teñir, abrigos largos hechos con retazos de antiguas alfombras turcas y ropas protectoras para tiempos inciertos, éstos son los últimos hitos de la Semana de la Moda de Nueva York.

El lujo sustentable de Hearst
Fiel a su compromiso con el medio ambiente, la diseñadora uruguaya Gabriela Hearst presentó este martes una colección otoño-invierno sustentable que no escatima en lujos.

Publicidad

Las vestimentas fueron fabricadas con tejidos naturales, como cachemir reciclado y trozos de antiguas alfombras turcas que unidos formaron un espectacular abrigo largo.

View this post on Instagram

The premise of the collection was to devise further techniques where we could work with waste that would not compromise the quality or aesthetic values of our company. This idea permeated the collection and creative direction of the show. Using recycled shredded paper bales in the space from a recycling facility in Brooklyn, those paper bales will be kept in their original size and condition and then returned to the recycling company. The shredded bales are used to build the separation wall and as a decor in the center of the space. A notebook and sleep mask was given to all the guests. The pages for the notebooks were made out of more than 7000 re-purposed copy paper collected in our office. The cover of the notebook was made from G.F Smith’s Extract – a paper that takes disposable cups destined for landfill and transforms them into a beautiful paper. The sleep masks were made with left over cashmere from the men's and women collection and filled with wool batting. Some pieces included: TURKISH RUGS Antique remnants of Turkish Rugs that are puzzled together in outerwear pieces lined with cashmere. HAND KNITTING AND CROCHET Most of our hand knitting is done by Manos Del Uruguay, the non-profit cooperative of female artisans, and Magdalena Koluch, a local knitter. RETRO FIT Existing pieces of cashmere outerwear in two colors that were deconstructed and re-assembled with blanket stitch creating a color block pattern. RECYCLED CASHMERE (WOVEN) Recycled double face cashmere that we re-printed with animal print pattern and in solid colors that were used primarily for outerwear. Hand Painting The intricate hand drawn design was chosen from mandalas and shapes from subconscious interpretations. This is a collection which is very much informed in the concept of meeting the practical with the mystical. Styling: #camillanickerson Production: @bureaubetak Hair: @jimmypaulhair, @aveda Makeup: @hannah_murray1, @bobbibrown Casting: @jesshallett Music: @juancampodonico Communications: @prconsulting Food: @yannnurynyc Drinks: @yolamezcal Photo: @gregbackstage Video: @kyle_corea #gabrielahearst

A post shared by Gabriela Hearst (@gabrielahearst) on

Muchos de los suéters, cárdigans, chales y vestidos fueron tejidos a mano por artesanas de la cooperativa de tejedoras Manos del Uruguay.

Varias prendas se inspiraron en los años 70, como los vestidos de cuero natural pintados a mano con diseños de mandala o formas abstractas ligadas al inconsciente.

Las emisiones de dióxido de carbono generadas por el desfile serán calculadas y compensadas con una donación a un proyecto que defiende la selva Cardamomo en Camboya.

El verdadero lujo es saber de dónde vienen las cosas, y cómo son hechas”, dijo a los periodistas Hearst, que creció en una estancia en el norte de Uruguay y hoy vive en Nueva York.

En un post en Instagram, ella escribió: “La premisa de la colección era idear nuevas técnicas donde pudiéramos trabajar con residuos que no comprometieran la calidad o los valores estéticos de nuestra empresa. Esta idea impregnaba la colección y la dirección creativa del show” .

En el show se utilizaron restos de papel reciclado para armar las pareces de la locación y ese papel luego fue devuelto a la recicladora que lo otorgó. Además, los invitados recibieron un cuaderno, hecho con las hojas de papel que se desechan en las oficinas de la marca y la portada se hizo en base a los vasos desechables de la empresa. Además, los invitados recibieron una máscara de dormir hecha de cachemir que sobró de las colecciones de hombre y mujer.

AFP
AFP
AFP
AFP
AFP
AFP
AFP
A model walks the runway for Gabriela Hearst during New York Fashion Week: The Shows on February 11, 2020 in New York City. (Photo by Angela Weiss / AFP)
AFP
AFP

Más moda: Vera Wang
La estrella del tenis Maria Sharapova estuvo en primera fila del desfile de Vera Wang este martes en una mansión del Upper East Side, a pasos del Central Park.

La varias veces ganadora del grand slam, vestida de negro de pies a cabeza, se sentó junto a la editora jefa de Vogue, Anna Wintour, y el conocido periodista de moda inglés Hamish Bowles.

Las modelos se miraban en los ornamentados espejos de la mansión mientras desfilaban por varias habitaciones, con vestidos de chifón de seda y plataformas.

La ropa de noche exhibida por Wang, de 72 años, incluyó un corset de tul amarillo neón y un overol de manga larga ajustado, en una tela liviana y floreada.

View this post on Instagram

#NYFW: #VeraWangFW20

A post shared by VERA WANG (@verawanggang) on

“Quería generar cierta importancia pero sin formalidad, una cierta juventud, facilidad, encanto y delicadeza a la noche”, dijo Wang a la AFP.

Debby Harry en un tributo a NYC
La rockera Debbie Harry, de 74 años, cantante de Blondie, ayudó a Coach a rendir tributo al pasado, presente y futuro de Nueva York este martes.

La cantante tocó junto a la banda de Atlanta The Coathangers durante el show, dándole un toque de los años 70 a una colección que celebró “la energía creativa de Nueva York”.

Más de seis años después de asumir el puesto de director creativo, el diseñador británico Stuart Vevers sigue dinamizando a Coach, que cumple 80 años en 2020.

Esta colección tuvo un toque vintage de moda urbana. Hubo zapatillas de tenis, gruesas medias y sombreros hipsters de las calles de Brooklyn, con varios diseños inspirados en las pinturas de Jean Michel Basquiat.

Nueva York fue la mejor musa para esta colección”, dijo Vevers a la AFP.

Gigi Hadid 

Si hubiese sido seleccionado como jurado, la modelo estadounidense Gigi Hadid hubiera estado en el juicio de Harvey Weinstein, y no en el desfile de Proenza Schouler.

Pero fue excusada, y pudo apreciar desde la primera fila la colección inspirada en los 80 del dúo de diseñadores Lázaro Hernández y Jack McCollough.

Abrigos gruesos, largos fueron complementados con enormes chales diseñados para proteger al usuario “en una década impredecible”.

“Para nosotros siempre es un estado de ánimo, una actitud. Depende del mundo que nos rodea”, dijo Hernández a la AFP tras el desfile celebrado el lunes.

“Las cosas se están derrumbando, destrozando, desarmándose, pero siguen unidas. Es como se siente la gente hoy en día”, añadió.

La Semana de la Moda de Nueva York (NYFW) culmina este miércoles.

 

En base a AFP

Escrito por
Más de Eme de Mujer

“Uruguayas Rebeldes”, el libro de Soledad Gago que reconoce a las pioneras

La autora reconoce y celebra la vida de las uruguayas que se...
Leer más