Mujeres y bikinis que marcaron un antes y un después en la historia

Era una soleada tarde de 1946 cuando el mundo vio por primera vez un bikini desde París. El traje de baño diminuto fue inventado por el diseñador francés Louis Réard y modelado por la bailarina Micheline Bernardini.

Hoy, ese momento revolucionario en la moda tiene su propio día de celebración cada 5 de julio cuando se conmemora el Día del Bikini. En esta nota vamos a recordar aquellos modelos más importantes y que cambiaron la historia.

Publicidad

La bailarina Micheline Bernardini fue la primera mujer en usar un bikini en 1946 en una piscina en París. El traje de baño, diseñado por Louis Réard era tan pequeño, que cabía en una caja de cerillos, como la que trae Micheline en las manos.

El último proyecto de Marilyn Monroe, “Something’s got to give”, de 1962, no fue muy bueno para la actriz, quien finalmente fue despedida por sus travesuras en el set. Y si bien la película nunca llegó a la pantalla grande, al menos nos dejó con una de las fotografías más icónicas de la actriz: con tacos, bikini y un abrigo de piel.

La chica Bond original, Ursula Andress, demostró al mundo que una mujer podía lucir increíble en bikini mientras pateaba traseros. En lo que se convertiría en uno de los momentos más emblemáticos del cine, Andress salió del Caribe con un bikini blanco y un cuchillo en las manos. Desde entonces, varias películas han intentado recrear este famoso momento, incluyendo las siguientes películas Bond.

El bikini futurista de Carrie Fisher no dejó mucho a la imaginación en El Retorno del Jedi. Aunque el atuendo de Fisher se convirtió en una obsesión cultural después del estreno de la película en 1983, la actriz reveló más adelante que todo el tiempo en que lo tuvo puesto, se sintió increíblemente insegura.

Salma Hayek se convirtió en la vampireza más sexy de todos los tiempos con su bikini y movimientos de cadera en From Durk til Dawn en 1996. A pesar de que su bikini estuvo muy lejos de la playa, a nadie le importó verla así.

A la edad de 41 años, Demi Moore hizo algo más que usar un bikini en el 2003; inició una conversación a nivel nacional sobre la edad y la sexualidad. Moore demostró que no hay límite de edad cuando se trata de tener la confianza necesaria para caminar por la playa en un diminuto bikini.

Angelina Jolie pateó traseros y se adueño de un bikini negro en Tomb Raider en el 2003. Y junto con su bikini, Jolie se convirtió en la Lara Croft que todos querían. Quizá el guión pudo haber sido mejor, pero ese momento es uno de los más icónicos de la actriz.

Si Jessica Simpson en Los Duques de Hazzard del 2005 nos enseñó algo, es que nunca pasará de moda el bikini rosa brillante.


Cuando Ashley Graham hizo su debut en la portada de Sports Illustrated en el 2016, se convirtió en la primer modelo de talla grande en hacerlo. Desde entonces, Graham ha revolucionado el mundo del modelaje e incluso escribió un libro sobre su experiencia en la industria.

Por: Andy Bouchot

Podés leer esta nota en Eme de Mujer México

Escrito por
Más de Eme de Mujer