Cómo pedir aumento de sueldo

Un aumento de sueldo es una de las mejores recompensas que puedes recibir por el buen desempeño y las ganas que le pones al trabajo, además no cae mal en estos tiempos en los que el costo de la vida aumenta diariamente.

 

Publicidad

Si ese esperado aumento no llega, existe la opción de pedirlo. A pesar de que una petición de este tipo puede resultar bastante estresante, a veces es necesaria. Siguiendo estos consejos podrías obtener lo que buscas.

Mantén la calma. Es importante estar tranquila, recuerda que no estás pidiendo un favor, si no algo que te mereces por tu trabajo. Es importante estar segura de tí al momento de hablar con tu superior, pero tampoco tener una actitud desafiante o arrogante.

Elije el mejor momento. Es recomendable que te informes sobre la situación financiera de la empresa, ya que si se está atravesando un mal momento económico, pedir un aumento no será una buena idea.
Si aún no has cumplido el primer año en tu trabajo, tampoco es recomendable.

Prepara el terreno con tu jefe. Es recomendable solicitar el aumento personalmente y al hacerlo es importante eligir un buen momento en el que tu superior tenga el tiempo para escuchar y esté con el mejor humor posible. Si por ejemplo acaba de salir de una reunión en la que discutió con un cliente, es mejor que lo dejes para otro momento.

Resalta tus virtudes. No uses los típicos argumentos y no hables de tu lealtad, responsabilidad o puntualidad ya que esos son tus deberes y no tus méritos. Es preferible que enumeres los talentos o cualidades especiales para que tu jefe se de cuenta lo valiosa que eres para la empresa. Tampoco solicites un aumento en función de tus necesidades familiares. El jefe podría pensar que no es suficiente para justificar tu solicitud.

Pensá en la cifra. Es bueno que tengas claro cuánto vas a pedir que te aumenten. Para eso puedes investigar que tipo de aumento es el acostumbrado para una persona que se desempeñe en el mismo cargo que tu y que tenga tus mismas habilidades. Si pides por encima o por debajo de lo acostumbrado, puedes salir perdiendo. Por eso averigua primero y llega a una cifra realista.

No te compares. En ningún momento debes compararte con tus compañeros de trabajo ya que esto habla mal de ti. Habla solamente de tus logros, no de los fracasos de otros compañeros que ganan mas que tú.

Ten un plan B. En caso de que la respuesta sea negativa igual puedes negociar algún otro beneficio como recibir una bonificación o cursos de capacitación.

No te rindas. En caso de no conseguir lo que buscabas, deja abierta la posibilidad de volver a plantear el caso en un futuro cercano.

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.