Mitos sobre la disfunción eréctil que deberías desterrar

La disfunción eréctil (DE) sigue siendo un tema complicado de hablar para los hombres de manera abierta. Existen muchos mitos y dudas alrededor del tema que pocas veces se comparten por temor o vergüenza ante un padecimiento que tiene solución y puede ser tratado por un médico.

“Existe una diferencia entre un problema de erección y la disfunción eréctil. Ambos suceden cuando un hombre no puede mantener la firmeza necesaria para sostener una relación sexual, sin embargo, los problemas de erección le suceden a la mayoría de los hombres en algún momento de su vida mientras que la disfunción eréctil se trata de una situación persistente.” señala el Dr. Juan Carlos Acosta, médico cirujano y sexólogo.

Publicidad

Es por ello que Laboratorios Liomont y el Dr. Juan Carlos Acosta, comparte con nosotras 5 mitos y realidades sobre este padecimiento:

Mito 1: Es un padecimiento exclusivo de adultos mayores
Realidad: Aunque suele presentarse en personas mayores a los 40 años, los jóvenes no están exentos a padecer disfunción eréctil.

“Mi paciente más joven en consulta tiene 16 años y claramente hoy los índices de disfunción eréctil en hombres jóvenes están aumentando. Existen múltiples factores que pueden provocar la presencia de DE como el tabaquismo, el alcoholismo, la diabetes, el sobrepeso, el sedentarismo, el consumo de drogas y algunas enfermedades hormonales o cardiovasculares.” añade el Dr. Acosta.

Mito 2: Es una cuestión psicológica
Realidad: El 37% de los casos de disfunción eréctil tienen un origen orgánico, es decir cuando hay una causa fisiológica que impide la erección y sólo el 7% se debe a nivel psicológico.

Si bien es cierto que entre las posibles razones se encuentran la ansiedad, el estrés, los problemas de pareja y la depresión. Existen muchas causas posibles de la DE y esta puede ser el primer síntoma de una afección no diagnosticada como la diabetes o una enfermedad cardiovascular.

“Algunas de las condiciones médicas relacionadas a la disfunción eréctil son la presión arterial alta, lesiones causadas por el cáncer de próstata o de vejiga, diabetes tipo 2, enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, así como la ateroesclerosis y los padecimientos de riñones.” explica el Dr. Juan Carlos.

Mito 3: Una alimentación balanceada y ejercicio no ayudan a mejorar la DE
Realidad: El consumo de alcohol, tabaco o drogas, una mala alimentación o la falta de ejercicio son otras de las causas que afectan desempeño sexual pues influyen en la circulación sanguínea.

“Un pene no va a funcionar si se encuentra pegado a un cuerpo enfermo. Yo recomiendo a mis pacientes realizar ejercicio al menos 4 veces por semana, pues la actividad física beneficia a la circulación de la sangre, sin embargo, eso no reemplaza el tratamiento que un médico pueda recomendar, sino que lo complementa.” afirma el especialista en sexualidad, Juan Carlos Acosta.

Mito 4: Los fármacos para potenciar una erección no son seguros
Realidad: Existen medicamentos llamados potenciadores que contienen el principio activo Sildenafil, que mejora las erecciones y aumenta la probabilidad de una relación sexual satisfactoria.

El Dr. Acosta recomienda que para el uso de cualquier medicamento es importante consultar al médico para que determine la causa que está originando la dificultad de sostener una erección y pueda recetar el tratamiento adecuado para cada paciente. Es primordial no automedicarse o experimentar con remedios caseros y recordar que existen medicamentos que ayudan a mejorar la vida sexual. Actualmente existen tratamientos eficaces y bien tolerados en pacientes con angina e hipertensión, además de mejorar la erección en pacientes con diabetes tipo 2 hasta en un 56%.

Mito 5: Un potenciador no se debe de consumir diariamente
Realidad: El Sildenafil puede ser consumido de manera diaria pues genera flujo sanguíneo de manera directa al pene, para que éste pueda tener una erección se debe tener un estímulo sexual.

“No hay ninguna contraindicación para que el paciente pueda tomar Sildenafil, únicamente cuando el paciente está tomando un medicamento que contenga nitritos pues si se llega a combinar con este activo existe la posibilidad de sentirse cansado y que la presión arterial disminuya. El paciente debe entender que toda disfunción sexual tiene solución y que hoy en día se debe buscar apoyo para este padecimiento y vivir una vida sexual satisfactoria.” concluyó el Dr. Acosta.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer México

Escrito por
Más de Eme de Mujer