Claves para ser una buena amante y no morir en el intento

He estado preguntando qué significa este concepto de ser “buena amante” y recogí información interesante que quiero compartir con ustedes. Mis [email protected], mientras alborotaban sus fantasías con los ojos iluminados, dijeron:

Debe ser una chica sexy (no necesariamente escultural), sexualmente agresiva, dominar muchas de las técnicas de sexo oral, vaginal y anal, conocer posiciones del Kamasutra y variantes, ser creativa y aventurera.

Publicidad

Aclaro que las respuestas que obtuve no tienen ningún rigor científico, (ni se acerca) pero me llamó la atención que los mismos indicadores aparecían en hombres y mujeres una y otra vez.

Pareciera que hay muchas exigencias para ser buena amante. Personalmente pienso que NO es necesario conjugar obsesivamente todo lo anterior en cada encuentro. Más bien, considero que SÍ es apropiado conocer y explorar el propio cuerpo y comunicar las maravillas que descubriste a tu pareja.

Claves para ser buena amante

Tener información sobre ti, te dará seguridad sobre que te gusta y que serías capaz de hacer. Eso sí, no nos concentremos en aspectos “negativos” del cuerpo: ese rollito o la celulitis o cualquier otro complejo. Mejor conéctate con lo que sí te gusta y destácate. Si quieres apoyarte con lencería erótica, por ejemplo, busca resaltar la mejor zona que tienes y lúcela con actitud.

Practicar un repertorio erótico parecido a ti va a ser más natural y sexy. Obligatoriamente no tenés que hacer el helicóptero invertido para sentir que eres “buena cama”, podés ejecutar otras posiciones y mirarte en un espejo.. Seguro te darás cuenta de lo increíblemente bella que te ves… Podés hacer todas las posiciones del kamasutra y hasta del chinchorrosutra, si querés, pero ten claro que no pasa nada si en la práctica no sale tan placentero o no tenés la flexibilidad para llevarlo a cabo.. El buen humor es increíble para superar momentos incómodos. ¡Pasa la página!

En el pasado quedó aquello de que es el hombre el único responsable de complacer a la pareja. Las chicas podemos ser responsables de nuestros propios orgasmos y esto nos vuelve más seguras y más atractivas.

Tómate tu tiempo. Un rapidito siempre es bueno, pero disfruta de los juegos previos. Si tu pareja quiere ir directo a la penetración, jugá, besá, mordé, lamé… En fin, posterga el momento un poquito más.

Halagá a tu pareja. Desde lo lindo que se ve, hasta las partes que más te gustan de su cuerpo, hacelo sentir bien.

Concentrate. Muchas me comentan que en pleno acto sexual están pensando en la cena, en la tarea de los niños, en pagar las cuentas… No sólo estar en cuerpo. Hacé que las ganas te acompañen. Desconéctate un ratico.

Preguntale a tu pareja qué le gusta. Si te revela sus deseos y te sentís cómoda practicando lo que él propone, vas a complacerle… Se vale inventar.

La idea del encuentro sexual, es disfrutarlo. La ansiedad y el desconocimiento son saboteadores para el propósito de ser buena amante. Haz lo que te haga sentir a gusto. Te invito a conocerte más y vale la pena agregar que si en tu proyecto de vida no está tener hijos por ahora, apóyate en métodos anticonceptivos. Estar relajada en ese sentido también te hacen buena amante.

Contá tus dudas en @michelaguarente

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.