Dime cómo duermes y te diré cómo es tu relación

Según recopila el sitio La Bioguía la forma en la que dormimos con nuestras parejas habla de la salud de nuestra relación.

Así lo plantea el libro “Lenguaje Corporal: Técnicas para mejorar las relaciones personales y profesionales” del especialista Paulo Sergio de Camargo. Con el coinciden Ronaldo Antonio Cavalli y João Oliveira, especialistas en lenguaje corporal.

Publicidad

A continuaciones diez posiciones que hablan del estado de la relación:

1. Entrelazados:

Dormir entrelazada con tu pareja habla de un fuerte deseo y pasión por la otra persona. Permanecer entrelazados habla de la necesidad de permanecer unidos. Cuando él mantiene los brazos abiertos y las piernas enredadas puede hablar de que es posesivo y celoso.

2. Cucharita:
Según los especialistas esta posición habla de armonía en la pareja, ya que los cuerpos se transforman en uno solo, hay pasión y necesidad de estar juntos. La persona que abraza es la que guía y protege a su pareja. De todos modos, puede hablar de uno de los miembros intentando salvar a la pareja y por eso abraza.
3. Abrazados:
Una pareja que duerme abrazada habla de su compromiso, amor y el cariño que tiene por el otro. La relación es buena. El abrazador suele ser el protector de la otra persona.

4. El explayado y ella reducida:
Si una de las partes duerme estirada en la cama y la otra queda en una esquinita habla de falta de afecto por su cónyugue. La relación puede estar pasando por un momento díficil lo que hace que la persona que se queda en un espacio reducido de la cama sea insegura y tenga baja autoestima. Si a eso le sumamos posición fetal puede que la situación mejore. Si la parte espaciosa está acostado de frente y con los brazos por encima de la cabeza habla de una persona terca y dominante.

5. Cada uno con espacio y los pies entrelazados:
Que la pareja duerma separada pero con los pies entrelazados habla de que hay mucho amor, pero que necesita ampliarse. Hay pasión, pero necesitan romper con la rutina. Si uno de los miembros permanece de espaldas es que no siente necesidad de ver a la pareja, aunque permanece el compromiso y la complicidad.

6.Cada uno de su lado pero tocándose:

Si cada uno se queda de su lado pero se tocan habla de una relación espontánea en la que hay espacios y confianza. Por otro lado, si es una de las partes la que toca a la otra puede haber habido un conflicto y que estén intentando solucionarlo.

7. De espaldas pero uno tocando al otro:

Si hay separación la pareja tiene libertad, aunque el contacto habla de que si bien están separados quieren estar cerca. La persona que busca el contacto es en general la que se preocupa por la relación. Quién mira hacia el frente tiene un autoestima más elevada y por eso es más independiente.

8. De espaldas pero tocándose:

A pesar de estar de espaldas y demostrar independencia una pareja que mantiene el contacto es estable y saludable. Habla de confianza y necesidad del otro, funcionan como un espejo y por eso la separación es poca.

9. De espaldas y separados:

Una pareja que duerme de espaldas y separada debe preocuparse, ya que demuestra necesidad de separarse y buscar libertad, hay total independencia del otro, sobre todo si los cuerpos están en tensión. Cuando los cuerpos están relajados habla de confiaza y respeto al espacio del otro.

10. Seprarados pero de frente:

Las parejas que duermen de frente muestran el deseo de intimidad, espacio y sienten menos celos. La rutina y los problemas cotidianos son superados en pareja. Habla de un buen momento de la pareja y de cómo hay aceptación del otro como un amigo y compañero.

 

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Lleva más de 20 cirugías para parecerse a Kim Kardashian y la última resultó desastrosa

Pamplona ha invertido cerca de 500 mil dólares para ser la doble...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.