Hombres hacen mal las tareas domésticas solo para evitarlas

No es que ellos no sepan pasar la aspiradora o lavar el baño, sino que hacer las tareas del hogar mal es una estrategia para que las mujeres no les pidan que colaboren a futuro.

Un importante número de hombres haría mal las tareas del hogar con tal de que sus novias o esposas prefieran no pedirles más que las hagan, según un reciente estudio. De dos mil sujetos encuestados, un tercio confesó que deliberadamente hacía mal varias tareas hogareñas de limpieza, para que sus parejas prefieran hacerse cargo de las mismas la próxima vez.

Publicidad

Tal como lo señaló The Telegraph, fue una empresa especializada en baños, la que informó este desenmascarador dato, agregando que aquellas tareas que en especial los hombres harían mal son limpiar el inodoro, cargar el lavaplatos y pasar la aspiradora.

“Muchos hombres admitirán que no ponen todo de su parte cuando se trata de la limpieza, pero es preocupante ver que muchos lo hacen mal a propósito”, dijo un portavoz de la tienda encargada del estudio.

“Difícilmente alguien disfruta de hacer el aseo, especialmente con tareas como limpiar el baño, y es probable que tu pareja quiera evitar hacerlo tanto como tú”, agregó.

De los hombres estudiados, un cuarto aseguró que se salían con la suya y ya no se les pedía que hicieran cosas en el hogar, al menos las que hacían a propósito mal.

Asimismo, el estudio reveló que las mujeres suelen ser más meticulosas con la limpieza del hogar, demorándose nueve minutos aseando el baño, mientras que ellos solo destinaban seis en hacerlo.

Un dato a considerar: más y mejor sexo

En el 63% de las parejas, las mujeres hacen más de la mitad de las tareas del hogar, según la Cornell University en Estados Unidos. Esta cifra refleja que pese a los avances en igualdad de género que se han desarrollado en las últimas décadas, aún falta mucho por avanzar.

Sin embargo, hay una información no menor, que los hombres que son reacios al aseo hogareño, puede no estar considerando: aquellos que comparten las tareas hogareñas –más allá de cortar el pasto o cambiar un enchufe, consideradas, entre comillas masculinas-, tendrían mayor satisfacción sexual: más frecuencia y mejor calidad en su vida íntima.

Según informó hace unos meses un informe de la universidad antes señalada, a medida que los hombres se mostraban más dispuestos a realizar actividades como cocinar o limpiar, parecían calificar de mejor forma la sexualidad con su pareja.

La investigadora principal del estudio, Sharon Sassler, se atrevió incluso a declarar que tal vez, si los hombres supieran que tendrán una mejor vida sexual si pusieran más de su parte en las tareas domésticas, “agarrarían el trapeador más seguido”.

 

El Mercurio (GDA)

Escrito por
Más de Eme de Mujer

“Uruguayas Rebeldes”, el libro de Soledad Gago que reconoce a las pioneras

La autora reconoce y celebra la vida de las uruguayas que se...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.