Las personas con alto coeficiente intelectual, ¿tienen problemas en el amor?

Si naciste con una inteligencia mayor a la del promedio, creerás que la vida será mucho más sencilla, ¿no? Si respondiste que sí, estás equivocada. Las personas con un IQ alto también tienen problemas interpersonales y dificultades para comunicarse con los demás.

Según FamilyEducation, si tu IQ supera el 110 es alto y si es mayor de 130 se considera privilegiado. Según descubrió una investigación publicada en la revista Inteligencia, las personas con alto IQ tienen más probabilidades de sufrir problemas psicológicos y fisiológicos específicos que pueden convertirse en una barrera para establecer relaciones sanas.

Publicidad

Las expectativas son muy altas
El investigador Lewis Terman empezó un estudio a mediados del siglo XX  y si bien originalmente estaba diseñado para medir el éxito de las personas con IQ más alto que 140, evolucionó a una investigación de felicidad, relaciones y vida familiar, según la BBC. Las personas con un alto coeficiente intelectual no sólo tienen mayores expectativas de las personas a su alrededor, sino que éstas mismas también altas expectativas de ellos.

Son muy listos para ser sexys
Un estudio publicado en la revista Inteligencia habló sobre la sapiosexualidad: la atracción a la inteligencia. Descubrieron que, en general, la inteligencia es el  rasgo más atractivo después de la bondad. Sin embargo, también es una barrera para las relaciones psicosociales normales.

Son más propensos a sufrir sobreexcitabilidad
Las personas con alto IQ tienen mayores probabilidades de sufrir desórdenes psicológicos y fisiológicos como ansiedad. A largo plazo esto puede afectar sus relaciones interpersonales y más, según Neuro Science News.

Son más sensibles
En un estudio publicado en el Diario de Matrimonio y Familia, un equipo de investigadores suecos descubrieron que estas personas tienden a ser más sensibles que los demás. Esto puede ser problemático si se rodean de pares que no son tan sensibles a las necesidades de los demás.

No crean vínculos de la misma forma
Este mismo grupo de investigación descubrió que estas personas no forman vínculos como los demás. Muestran niveles similares de calidad de relación pero también tienden a lidiar con los conflictos de manera menos constructiva y reportan niveles más altos de apego temeroso.

Se les dificulta hacer amigos
Un estudio publicado en Desarrollo Social encontró que estas personas tienden a buscar amistades de aquellos que les pueden enseñar algo. Buscan entre comunidades que tengan una inteligencia similar o mayor a sus intereses. Esto es increíble, pero limita el grupo potencial del cual atraer amigos.

Evitan el conflicto
El diario Matrimonio y Familia publicó un estudio que descubrió que las personas con inteligencia superior tienden a evitar conflictos. Esto puede mejorar teniendo relaciones con personas con niveles de inteligencia similares, pero es difícil de evitar en el trabajo, por ejemplo.

Por: Andy Bouchot
Podés leer esta nota en Eme de Mujer México