Los sí y los no del sexo casual

Acostarte de manera casual con cualquiera, sea un extraño o un viejo amigo, puede resultar en una situación súper incómoda. Y aunque no existen reglas (especialmente en esta sociedad), si sigues nuestra guía de sís y nos, podrás llevarlo a cabo sin mayor complicación.

Tené sexo seguro
: Empecemos con lo más importante: seguridad. Sin importar si estás tomando pastillas o te pusiste el DIU, es súper importante protegerte de enfermedades con un condón. Acordate, sin globo no hay fiesta.

Hacé preguntas: Aunque la belleza del sexo casual es no tener que hablar demasiado, hay que tener sentido común, por ejemplo, debes saber con quién te estás acostando. Hacer las preguntas básicas no lastima a nadie, por ejemplo, ¿en qué trabaja? ¿Dónde vive? ¿Cuántos años tiene? Conocer lo básico te ayudará a sentirte más cómoda y, por supuesto, a pasarla mejor en la habitación.

Publicidad

Experimentá: Ahora sí, lo divertido. Tener un sexo casual es la mejor excusa para explorar tu cuerpo (y el suyo). ¿Tenés un juguete que siempre te llamó la atención, pero que nunca has usado? Lo importante es que seas atrevida, siempre y cuando te cuides.

No te quedes por mucho tiempo: Ésta es difícil, especialmente si estás experimentando el éxtasis con esta nueva persona, o si son las 4 de la mañana. Tratá de estar atenta a las indirectas… ¿y si este extraño ya quiere que te vayas? ¿Y si él también tiene que irse? Lo mejor sería quedarse hasta la mañana siguiente, antes de desayunar y listo.

No esperes demasiado: No esperes mucho de él, ni de la experiencia. Y por supuesto, no desarrolles sentimientos hacia un desconocido. Es más probable que recuerdes esto como algo divertido, a que te consigas un novio. Usalo por lo que es: una noche de sexo. No esperes llamadas en la noche, flores o mensajes de texto al día siguiente.

No lo trates como un novio: Es lo que es: casual. Eso quiere decir que no deben pelear en pareja, acurrucarse, conocerse de más o tener mayor intimidad al día siguiente. No es tu novio, es tan sólo un hombre que debe llevarte al clímax.

Por Andrea Bouchot

Escrito por
Más de Eme de Mujer